Cambio climático amenaza también al transporte

Cambio climático amenaza también al transporte
Inundaciones y tormentas, aumento del nivel del mar, incremento de temperaturas y derretimiento del permafrost, afectarán la infraestructura de transportes.

Nueva York, 25 Feb (Notimex).- Inundaciones y tormentas, aumento del nivel del mar, incremento de temperaturas y derretimiento del permafrost, afectarán la infraestructura de los transportes, reveló un nuevo estudio de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE).

Indicó que la infraestructura vial y aeroportuaria, ferrocarril y vías navegables, corren el riesgo de deslizamientos de tierra y otras fallas relacionadas con los impactos de las lluvias y las tormentas, y las zonas de mayor peligro son por ejemplo las cercanas a los ríos Danubio, Rin, Elba, Po, Dnieper, Don y Volga.

Además, las redes de transporte clave, que probablemente se verán afectadas en Canadá, se encuentran en la costa de Columbia Británica, incluidos Vancouver y Prince Rupert, que son las principales puertas de entrada a Asia.

El estudio señaló que un aumento del nivel del mar y una mayor actividad de las olas que causan erosión, también ponen en riesgo la infraestructura de transporte costero como carreteras, ferrocarriles, puertos marítimos y aeropuertos.

“Más del 60 por ciento de los puertos marítimos de la Unión Europea pueden estar bajo un alto riesgo de inundación para 2100, causando interrupciones en las operaciones y daños a la infraestructura portuaria y a los buques, especialmente a lo largo de la costa del Mar del Norte, donde el tráfico de más de 500 puertos representa hasta el 15 por ciento del transporte de carga mundial”, puntualizó.

UNECE advirtió que el aumento de las temperaturas relacionado con el incremento de las olas de calor, así como veranos más secos dañará el pavimento y puentes, mientras que los deslizamientos de tierra en zonas montañosas también están en riesgo.

Por último, refirió que el derretimiento del permafrost traerá “importantes riesgos de estabilidad a la infraestructura de transporte por carretera y ferrocarril en las regiones árticas de Europa y Canadá”.

Añadió que los impactos del deshielo incluyen “asentamiento en el suelo, inestabilidad de taludes, problemas de drenaje y grietas, eso puede afectar la integridad estructural y la capacidad de carga de la infraestructura en estas regiones”.

Por ello, exhortó a los países de la región europea participar en esfuerzos de adaptación al cambio climático, a fin de analizar información de proyectos nacionales y subnacionales para comprender mejor las áreas clave de vulnerabilidad.