Revocan sanción por mural en Saltillo

Revocan sanción por mural en Saltillo
El ayuntamiento de Saltillo suspendió el procedimiento sancionador por el mural colocado en el centro de la ciudad que visibiliza el tema del feminicidio. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Saltillo, Coah. El ayuntamiento de Saltillo suspendió el procedimiento sancionador por el mural colocado en el centro de la ciudad que visibiliza el tema del feminicidio. La obra pictórica se ubica en el domicilio de la defensoras Jacqueline Campbell Dávila, a quien multarían por violaciones a los reglamentos de Anuncios y del Centro Histórico.

En la audiencia en la que se presentaron pruebas de que sí se informó a las autoridades municipales el contenido del mural, el juez Héctor Manuel Cano de la Fuente notificó que recibió un oficio del titular de la dirección de Desarrollo Urbano, Andrés Garza Martínez, en el que se revoca el proceso de sanción.

“Ya me trajeron un escrito en el que precisamente señala el director de Desarrollo Urbano que ya revocó los oficios con los que se inició el procedimiento. Como ya está entablada la relación procesal, yo también tengo que darle vista a la señora Campbell para que manifieste lo que a su derecho convenga y yo con esto (nuevo oficio) me tengo que pronunciar”, expresó el juez municipal.

El pasado 13 de febrero el mismo juzgado hizo llegar la notificación a la defensora del inicio del procedimiento de sanción que quedó bajo el número de expediente 20/2020 que fue abierto el 7 del mismo mes.

Los motivos argumentados por la autoridad municipal es que el mural donde se observa el rostro de tres mujeres asesinadas y con un fondo color violeta, se considera como publicidad y por ello se debieron solicitar los permisos correspondientes, además de que el color utilizado no está permitido en el Centro Histórico.

Después de darse a conocer las intenciones del gobierno que encabeza Manolo Jiménez Salinas, el propio presidente municipal aseguró que no habría sanciones y con el oficio emitido por la dirección de Desarrollo Urbano se confirmó que la autoridad no tenía sustento en la imposición de las mismas.

Al respecto Campbell Dávila dijo que pareciera que se trataba de un juego, pero aún así entregó al juez municipal una serie de documentos en los que respalda las acciones para visibilizar la violencia contra las mujeres, los pronunciamientos de organizaciones nacionales e internacionales y el fundamento legal para llevar a cabo estas muestras de protesta y de concientización en torno al feminicidio, y oficios enviados al área del Centro Histórico donde le explican el contenido que tendría el mural, después de que se levantó una acta de supervisión.

“Nosotras nos lo tomamos muy en serio, como si fuera un procedimiento judicial y si ellos no tienen leyes para acusarnos y consideran que trata de un anuncio (el mural) pues no son objeto las mujeres y deben modificar las leyes para otro tipo de fachadas”, manifestó.

Campbell Dávila fue acompañada de Tita Gutiérrez, madre de Lisa Loyo, cuyo rostro aparece en el mural y quien perdió la vida en Filipinas donde su deceso se consideró suicidio, pero sufría de desigualdad en el restaurante donde laboraba. La joven habitó los departamentos donde se encuentra la pintura.

“Cuando las autoridades no nos escuchan no nos queda más que el arte y como pueden ser en este caso la pintura, la literatura o la música. Como madre de Lisa y de muchas mujeres que han sido víctimas y asesinadas, porque hay que llamar por su nombre: son feminicidos, esto es muy grande”, sostuvo.