Una de cada diez personas se enferman de una intoxicación alimentaria

De acuerdo con la OMS las infecciones alimentarias implican un gran número de dolencias que constituyen problemas de salud pública.

Una de cada diez personas se enferman de una intoxicación alimentaria
Según la OMS muestra 1 de cada 10 personas se enferman cada año al ingerir alimentos contaminados y 420 mil mueren como consecuencia de estos padecimientos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la estimación de la carga mundial de las enfermedades de transmisión alimentaria (ETA) muestra que 1 de cada 10 personas se enferman cada año al ingerir alimentos contaminados y 420,000 mueren como consecuencia de estos padecimientos.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la intoxicación alimentaria ocurre cuando un individuo ingiere alimentos o agua que contienen bacterias, parásitos, virus o las toxinas producidas por estos microorganismos; La mayoría de los casos se dan a raíz de bacterias comunes como el estafilococo.

NotiPress consultó a Liliana Tellez Martínez, médica coordinadora de la unidad de especialidades médicas de enfermedades crónicas del centro de salud Manuel Escontria, sobre los factores de la intoxicación alimentaria que ocurre por haber ingerido alimentos contaminados, los cuales producen toxinas en el cuerpo del ser humano.

Infecciones alimentarias son debidas a la ingesta de comidas contaminadas por microorganismos o sustancias químicas, implican un gran número de dolencias que constituyen problemas de salud pública y aumentan de forma global.

También, la contaminación de los alimentos puede producirse en cualquier etapa del proceso que va de la producción al consumo y puede deberse a la contaminación ambiental, ya sea del aire, tierra o agua.

En la región de las Américas de la OMS se estima que cada año de las 77 millones de personas padecen de ETA más de 9,000 mueren. El 95% de las enfermedades de la región son diarreicas, situaciones completamente prevenibles con las medicina actual.

La especialista agregó que las consecuencias provocan alguna enfermedad en el cuerpo del ser humano como diarrea, náusea, vómito, fiebre o incluso urticaria, una infección en la piel.

La manifestación clínica más común de una infección transmitida por alimentos consiste en la aparición de síntomas gastrointestinales o una insuficiencia multiorgánica. Además la ingestión de productos contaminados puede provocar incluso cáncer, ya que presenta un peso considerable de invalidez, así como de letalidad.

Para evitar estas infecciones el ser humano se debe lavar cuidadosamente las manos antes de preparar o servir alimentos; no comer carne molida, pollo, huevos ni pescado crudos; y lavar todas las frutas, verduras y hierbas crudas con agua fría. Otras recomendaciones son comprar únicamente productos lácteos como yogures y queso, entre otros, pasteurizados y reducir la compra de alimentos en puestos informales o ambulantes.

Al seguir las recomendaciones generales al preparar los alimentos, la intoxicación de los alimentos puede prevenirse para evitar que 1 de cada 10 personas padezca por ellas.

La OMS trabaja para disminuir las cifras aún más y educar a las personas en la correcta preparación de los alimentos.