Preocupa a científicos presencia de plásticos en peces en estado larval

microplásticos peces
Los microplásticos ingeridos por muchas especies de larvas de peces pueden potencialmente escalar a la cadena alimenticia. FOTO: ILUSTRATIVA.

Silver Spring, 5 Feb (Notimex).- Los microplásticos ingeridos por muchas especies de larvas de peces pueden potencialmente escalar a la cadena alimenticia cuando éstos son ingeridos por especies marinas más grandes, alertaron investigadores.

En un estudio realizado por científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), se indicó que desde sus primeras semanas de vida peces pequeños de la costa occidental de Hawái comen este material unas semanas después de la eclosión.

Para llegar a esta conclusión, los científicos realizaron la disección de 658 peces pequeños y encontraron partículas de plástico en el estómago de 42 de ellos.

Lo alarmante del hallazgo es que algunos ejemplares afectados son consumidos por personas como el pez espada y el dorado. Mientras que el pez volador es una importante fuente de alimento para el atún.

De acuerdo con diversos estudios, los plásticos dañan a una amplia variedad de animales que habitan los océanos, desde tortugas marinas hasta cangrejos y corales.

Sin embargo, este análisis llamado “Prey-size plastics are invading larval fish nurseries” (Microplásticos invaden criaderos de peces larvarios), es el primero que se enfoca en peces en estado larvario de ecosistemas marinos tropicales.

Añadieron que este tipo de peces tienden a comer alimentos de menos de un milímetro y gran parte del plástico hallado se encuentra en esa categoría.

“En el contexto del estudio, ‘microplásticos’ es un término demasiado amplio para los tipos de plásticos que el pez había ingerido”, señaló el co-investigador principal, Jamison Gove.

“El término generalmente se refiere a plásticos que miden aproximadamente cinco mm o menos, pero la mayor amenaza para las larvas de peces podrían ser piezas aún más pequeñas, de menos de un milímetro”, puntualizó Gove.

Los autores del estudio indicaron que al encontrar piezas de plástico en numerosas larvas de peces en un momento en que la nutrición es crítica para la supervivencia, sugiere que la acumulación del material en estos criaderos podría tener impactos ecológicos y socioeconómicos de gran alcance.