El impuesto tecnológico de Francia que molesta a Estados Unidos

Emmanuel Macron retrasó la entrada en vigor de su ley luego de que Estados Unidos amenazó con subir aranceles a productos franceses.

Impuesto tencnólogico
Estados Unidos reclamó que el impuesto del 3% aprobado por el senado francés afecta directamente a empresas estadounidenses como Google, Amazon y Facebook.

Estados Unidos reclamó que el impuesto del 3% aprobado por el senado francés afecta directamente a empresas estadounidenses como Google, Amazon y Facebook.

Luego de un debate entre Francia y Estados Unidos por la aprobación de una ley francesa que obliga a las grandes industrias de servicios digitales a pagar un impuesto del 3% sobre los ingresos anuales generados por la prestación de servicios a usuarios de ese país, ambas naciones llegaron a un acuerdo para que dicha acción no se llevara a cabo de inmediato. Donald Trump había amenazado con aplicar aranceles al país galo y la iniciativa de un impuesto tecnológico causa molestias a Estados Unidos.

Emmanuel Macron, presidente de Francia anunció vía Twitter que luego de una discusión con Trump sobre dicho impuesto, se acordó que Francia pospondría la aplicación de la ley hasta finales de 2020, mientras Estados Unidos detendría el cobro de los aranceles.

“Trabajaremos juntos en un buen acuerdo para evitar la escalada arancelaria”, escribió Macron en su red social, como respuesta ante la presión estadounidense.

Dichas condiciones fueron pactadas luego de que el Trump acusara a Francia de atacar directamente a empresas tecnológicas estadounidenses como Amazon, Google y Facebook con su nueva política y amenazó con aplicar aranceles a productos provenientes del país europeo.

La iniciativa de ley, aprobada por el senado francés, demanda a las empresas tecnológicas que obtengan mas de 750 millones de euros como ingresos globales y 25 millones de euros en ingresos franceses a pagar un impuesto del tres por ciento.

El gobierno de Donald Trump ya investigaba las intenciones de las autoridades del país europeo desde antes incluso de que la iniciativa de ley se aprobara en el senado francés. Al respecto, la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), declaró que las acciones tomadas por el gobierno del país europeo “sugieren que Francia está aplicando injustamente el impuesto a ciertas empresas de tecnología con sede en los Estados Unidos”.

Proveedores de vino, utensilios de cocina y bolsos de origen francés que comercializan sus productos en Estados Unidos han alzado la voz en contra de la ley aprobada en Francia, por lo que ambas naciones han acelerado sus reuniones y discusiones al respecto.

Durante el World Economic Forum realizado del 21 al 24 de enero en Davos, Suiza, Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos y Bruno Le Maire, ministro de finanzas francés, anunciaron de manera formal que sus países han llegado a un acuerdo sobre el tema del impuesto tecnológico; sin embargo, las discusiones continuarán con la búsqueda de otro acuerdo fiscal mucho más amplío con implicaciones a nivel internacional. La iniciativa de Francia del impuesto digital es un elemento que molesta a Estados Unidos.

Fuente: NotiPress