Lucía Méndez y los dramáticos cambios de su rostro

Lucía Méndez
Su carrera inició cuando fue elegida como El Rostro del Heraldo de México.

Lucía Méndez Pérez nació el 26 enero 1955, en Guanajuato, México. Su carrera inició cuando fue elegida como El Rostro del Heraldo de México en el año 1972, lo cual fue su entrada al mundo de la actuación.

Su primer papel importante fue en la telenovela “Mundos Opuestos” del año 1977 a la que le siguieron varios éxitos televisivos entre los que destacan “Colorina” y “El extraño retorno de Diana Salazar”.

Su popularidad creció al lanzarse como cantante y en el año 1984 se convirtió en la primera artista latina en tener una figura en el Museo de Cera de Hollywood.

Estuvo casada en dos ocasiones, primero con Pedro Antonio Torres con quien procreo a su primer y único hijo. 16 años después de su divorcio con el productor, Méndez contrajo nupcias nuevamente, ahora con el empresario Arturo Jordán, de quien se divorció en el 2007.

Tras varios años de ausencia en la televisión, la actriz regreso en el 2008 con una destacada participación en la serie mexicana “Mujeres Asesinas”, en la coincidió con su eterna rival, Verónica Castro, y desde entonces ha intentado constantemente volver a destacar dentro de la escena musical.

Además de su talento, Lucía Méndez ha sorprendido por su afición a las cirugías estéticas, mismas que se ha empeñado en negar, pero que han dejado evidente huella en el rostro que alguna vez fue considerado uno de los más hermosos del espectáculo.