Familia Paredes restaura cerca de mil Niños Dios en San Juan del Río

“Esto lo aprendí por mi papá, ya es tradición familiar el negocio, yo llevo alrededor de 12 año pero mi papá ya más de 40 años haciéndolo”, indicó Lucero Paredes.

Niños Dios
Por más de 40 años la familia Paredes Rodríguez se ha dedicado a la restauración de Niños Dios.

San Juan del Río, 24 enero 2020.- Por más de 40 años la familia Paredes Rodríguez se ha dedicado a la restauración de Niños Dios e imágenes religiosas en San Juan del Río.

Este negocio lo inició Don Anselmo Paredes López, quien se dedicaba a la venta de figuras para los nacimientos, y que a decir de su hija, Lucero Paredes, por accidente se le cayó su mercancía y para no perder lo invertido comenzó a restaurar cada una de sus figuras.

“En una ocasión se le cayó la mercancía y todo se rompió, para no dejarlo perder lo empezó a intentar y a raíz de esto es que comenzamos a trabajar en la restauración de las figuras, creo que nos quedan bien por que la gente nos sigue buscando año tras año”, expresó.

Refirió que cada año, su familia restaura cerca de mil Niños Dios, sin embargo, dijo que del 6 de Enero al 2 de Febrero son más de 500 Niños los que se restauran.

Indicó muchas familias deciden restaurar sus imágenes antes de colocar su nacimiento en las fiestas decembrinas, no obstante, aseguró que la mayor demanda se registra durante el mes de Enero previo al día de la Candelaria.

Explicó que durante todo el año su familia trabaja en la restauración de las imágenes y figuras decorativas de materiales como yeso, resina y madera.

Así mismo, apuntó que dependiendo del tamaño de la imagen y el daño que tenga es cómo se determina el precio y tiempo de entrega, sin embargo, garantizó que los precios son muy accesibles, al referir que van desde 50 pesos en el caso de los Niños Dios.

“Luego me los traen ya desechos, en cachitos pero nosotros tratamos de que estén lo más presentables que se pueden, una restauración en los niñitos los máximo son unos 300 pesos, no cobramos más” añadió.

Lucero, dijo sentirse contenta y satisfecha del trabajo que realiza junto su familia, pues aseguró es gratificante ver que las personas quedan contentas al ver sus imágenes completas.

“Hay incluso quienes me las entregan llorando y aquí los trabajamos y cuando los entregamos se nota su alegría y eso me hace sentir bien, yo soy católica y me gusta lo que hago, lo hago con alegría y entusiasmo”, refirió.

Finalmente, indicó que las restauraciones pueden llevarse de tres hasta siete días, por lo que pidió a los católicos anticipar sus restauraciones para evitar contratiempos.

“Si es muy poco lo que hay que restaurar como tres días, si no tiene que ser por lo menos una semana por que hay que dejar que seque bien el yeso o la pasta que se va a utilizar, lijar y pintar para que quede como nuevo”, finalizó.