Querétaro, 21 Enero 2020.- El mandatario estatal, Francisco Domínguez Servién, dio a conocer que se espera para agosto próximo que inicie operaciones el nuevo Hospital General de Querétaro.

Estará ubicado en prolongación Zaragoza y actualmente tiene un avance de construcción de más del 70 por ciento.

“Estaremos listos nosotros para que este Hospital General funcione este año con las aportaciones federales que ya lo oyeron en la mañana se nos van a dar modo nueve, ramo 33 y con eso podemos funcionar; tengo la firmeza para que en agosto pueda estar funcionando y debería estar funcionando el Hospital”, aseveró.

En ese sentido, informó que para su funcionamiento se requiere de la contratación de una plantilla laboral de 380 personas, entre médicos, enfermeras, camilleros, administrativos, por mencionar algunos, y de lo quienes, el estado podría hacerse cargo.

“Ahí podemos ver si los absorbemos nosotros como estado, no le cuesta a la federación y ellos se encargan del tercer nivel; tenemos la capacidad financiera el estado”, resaltó.

Asimismo, precisó que se requieren de 600 millones de pesos para equipar el nuevo Hospital y que solo el estado ya le ha invertido en construcción arriba de 500 millones de pesos.

“Todo va a depender cómo nos vaya llegando el equipo, CENETQ que es la autoridad de salud que aprueba la primera parte del equipo ya la aprobó, todo el costo es de 600 millones de pesos, ya fue aprobado, ya está en Hacienda, ellos lo van a comprar, no lo hacen llegar, hacen las conexiones y empezamos a hacer las pruebas”, añadió.

Aunado a ello, confirmó que el actual Hospital General de Querétaro, junto con el albergue, de avenida 5 de febrero, será entregado en propiedad al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para ampliar sus instalaciones.

“Es dramático ir al seguro social de El Marqués, no hay transporte público, la regaron en poner hasta allá este seguro social, pero es tema federal”, lamentó.

Para que sea aprobada la donación, agregó que se llevará a cabo un proceso en el Congreso del Estado a efecto de que lo entregue en comodato o en la figura que diseñen los diputados locales.

“El que vamos a desocupar lo pide el seguro social que se lo demos en propiedad; el CESAM ahí le dije ayúdenos a construir un CESAM porque no puedo dejar está área de psicología abandonada, tenemos que hacer una nueva”, resaltó.

El gobernador de Querétaro, indicó que la entrega del actual Hospital y el albergue se hará después de que está garantizada al 100 por ciento la operación del nuevo nosocomio.

“Mientras yo vea que va avanzando el equipamiento en el nuevo Hospital General vamos a ir haciendo el trámite con un candado que hasta que no estemos al 100 por ciento cambiados con la totalidad de los equipos en ese momento se podrá entregar al Seguro Social, al Gobierno Federal, el hospital que vamos a dejar”, concluyó.