Plataforma de streaming propone nuevas formas de consumir material audiovisual

Por medio de un revolucionario sistema de visualización, se apuesta por el consumo de videos cortos.

streaming
Se anunció en el CES 2020 una nueva plataforma de streaming de video que apuesta por la interactividad con el usuario, a través de propuestas atractivas.

El enfoque comercial en la decisión del usuario es la tendencia para los nuevos sistemas de entretenimiento. Hasta hace un par de años, antes de la aparición de Netflix o Spotify, el consumidor debía entretenerse solamente con la oferta disponible, pero en años recientes, más que consumidor, el espectador se convierte en usuario.

Esta premisa es la base de Quibi, una nueva propuesta de streaming de video, que revoluciona la forma de consumir videos. Habiendo recaudado mil millones de dólares para posicionarse en el mercado, la nueva plataforma promete ser una competencia directa de los servicios ya existentes.

Quibi, la plataforma propuesta de Meg Whitman y Jeffrey Katzenberg, directora ejecutiva y fundador, respectivamente, se basa en contenido atractivo y de calidad, tras haber firmado con figuras del entretenimiento audiovisual como Steven Spielberg, Guillermo del Toro, Idris Elba, Bill Murray, Sam Raimi, entre otros.

Sin embargo, la verdadera revolución de Quiby es que será un servicio exclusivo para dispositivos móviles, por lo que apunta a una verdadera integración individual con el usuario.

Turnstile es otra apuesta de la plataforma de streaming, un revolucionario sistema, el cual permite mantener la imagen a pantalla completa, ya sea que el usuario utilice su dispositivo en formato vertical u horizontal.

Esta característica invita a que los creadores de contenido piensen en la interactividad del usuario, adaptando los encuadres para poder ser consumidos en ambos formatos. Esta característica brinda más poder al usuario, al no estar restringida la experiencia visual a un formato fijo.

La interacción se hace aun más palpable al contar con contenido que solo podrá ser visualizado a ciertas horas del día, enriqueciendo la experiencia del usuario. Un ejemplo de estas propuestas de contenidos es la serie After Dark, de Spielberg, solamente accesible después del atardecer.

Dicha característica será posible gracias a un sistema de verificación de ubicación y hora local del usuario, integrando mejor al espectador en la experiencia de lo que observa.

Katzenberg declara, el verdadero reto será convencer a su mercado de contratar un nuevo servicio pago de visualización de videos, con una duración de entre 4 y 10 minutos, por un costo estimado de 4.99 dólares para usuarios básicos, y 7.99 dólares con una membresía premium.

Entre las ventajas que ve en su producto, señala el fundador, “en todo caso, aceleraremos la experiencia de ver videos cortos en tu dispositivo móvil hoy”, brindando un poder mucho mayor al usuario al decidir qué contenido ver, y cómo experimentarlo.