ESFE
El presidente municipal de Querétaro, aseguró que ya se iniciaron las investigaciones en contra de los funcionarios que fueron señalados por la ESFE.

Querétaro, 8 Enero 2020.- El presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava, aseguró que ya se iniciaron las investigaciones en contra de los funcionarios que fueron señalados por la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE), por observaciones realizadas correspondientes al periodo de 2018.

Afirmó que la auditoría municipal hará la investigación, en contra de las irregularidades relacionadas particularmente con el actuar de Enrique Correa Sada.

“Ya se ha iniciado una investigación. Se hacen primero las auditorías de la ESFE, se presentan las observaciones donde se detectaron inconsistencias o aluna irregularidad, y esas se presentan en la cuenta pública. Las que tengan cierta relevancia o gravedad se inicia un proceso de investigación, en este caso en concreto, se ha ya iniciado”, argumentó.

Esto, después de que el expresidente municipal y exfuncionario titular del área de servicios públicos municipales en el actual gobierno, fuera señalado por recursos asignados a su persona y a su hermano, Mauricio Correa.

Nava Guerrero reiteró que “no será tapadera de nadie” que haya laborado en la administración pasada ni en la actual.

“Tenemos que dejar que se realicen estas investigaciones, que las personas presenten la información correspondiente para que las autoridades que no dependen de nosotros puedan determinar si hay una responsabilidad o no y procedan a la sanción que corresponda”, subrayó.

Dijo que de su parte habrá toda la apertura, al referir que “no soy tapadera de nadie, ni de administraciones pasadas, ni de tampoco los funcionarios de la presente administración”, sentenció.

Respecto al trabajo que realizó el exsecretario municipal Enrique Correa Sada, el alcalde refirió que fue un desempeño satisfactorio, y que fue una decisión personal separarse del cargo.

Recalcó que las observaciones que no pudieran considerarse como graves serán tomadas en cuenta como áreas de oportunidad para mejorar el desempeño de las distintas dependencias y que no vuelvan a presentarse.

En cuanto a las observaciones graves, el alcalde puntualizó que las notificaciones se dieron el 13 de diciembre, y que se cuenta con un periodo de 30 días para iniciar las investigaciones.

Posterior a esto, explicó que no existe un plazo límite para la resolución de las mismas.