López Obrador
López Obrador enfatizó que en su administración no persigue a nadie y que en el caso de Genaro García Luna “no es persecución, es no ser tapadera de nadie”. FOTO: NOTIMEX.

México, 27 Dic (Notimex).- El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que en su administración no persigue a nadie y que en el caso de Genaro García Luna “no es persecución, es no ser tapadera de nadie”, porque se tiene que limpiar de corrupción el gobierno.

En la que fue su última conferencia de prensa matutina del año, el mandatario refirió que la denuncia contra el exsecretario de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón, se presentó a partir de que se dio a conocer el juicio que se le inició en Estados Unidos.

“A partir de ahí se encuentran estos datos y se presentan pruebas a la Fiscalía; esta institución (la FGR), que es autónoma, hace lo propio y abre una carpeta de investigación. Si nosotros no hubiésemos actuado estaríamos sirviendo de cómplices por encubridores”, expuso.

En ese sentido, mencionó que Santiago Nieto, al igual todos los servidores públicos que combaten la corrupción, tiene la instrucción de presentar todos los elementos que puedan significar delictuosos, “no quedarnos con nada, entregar todo a la autoridad competente”.

Tras destacar la labor de Nieto Castillo y afirmar que “está cumpliendo con su responsabilidad muy bien, con mucha eficacia”, el jefe del Ejecutivo aseveró que “es inédito” el actuar de esta Unidad en contra de la corrupción, pues antes estos asuntos se ocultaban y pasaba mucho tiempo en darse a conocer.