Chávez Jr.
El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. acusó al estadounidense Daniel Jacobs de ensuciar la pelea.

Phoenix, 21 Dic (Notimex).- El boxeador mexicano Julio César Chávez Jr. acusó al estadounidense Daniel Jacobs de ensuciar la pelea, misma que consideró él dominaba y en la que buscaba continuar, pero al final no pudo.

El hijo del legendario “JC” Chávez terminó con la nariz fracturada y en un hospital tras recibir un cabezazo, un codazo y un upper que lo lastimaron, por lo que ya no salió al sexto round y el triunfo para Jacobs fue por nocaut técnico.

“Estaba peleando bien, me estaba acercando bien a la distancia, me pegó un cabezazo, me cortó, y después otro en la nariz, un codazo y un upper que me fracturó, no podía agarrar aire, fueron dos cabezazos y un codazo”, indicó Julio Jr.

En entrevista con la plataforma DAZN, el “Junior” dijo que su objetivo era seguir en la pelea, pero no podía respirar bien, “estaba tragando mucha sangre, entonces ya no quise pelear”.

Se mostró molesto por el accionar de su oponente, quien cuando lo sintió cerca empezó a meter el codo y la cabeza, “él no estaba peleando”, además de asegurar que el réferi no hizo bien su trabajo.

“No podía respirar, si seguía peleando él iba a ensuciar más la pelea, le tuvieron que haber quitado un punto porque fue cabezazo y codazo, no fueron golpes, pienso que gané la mayoría de los rounds en la pelea, a él ni un punto le quitaron”.

Tras lo vivido al final con la molestia de la afición, que lanzó cualquier cantidad de objetos al ring, pues estaban molestos con la detención de la pelea, ofreció disculpas, al tiempo de reiterar que su rival no peleó limpio.

“Pido disculpas a la afición, quisiera una revancha, pero sinceramente iba a seguir y me iba a hacer ver mal, él no estaba peleando, solo abrazándome, fue muy cochino, me quebró la nariz con un cabezazo y me cortó igual”.

Su padre, Julio César Chávez, salió en defensa de su hijo en redes sociales al considerar que estaba haciendo una buena pelea, con lo cual se mostró en desacuerdo con las críticas de la afición de Phoenix, Arizona.

“Con todo respeto para la afición de Phoenix, Arizona: Ahora no estoy de acuerdo con ustedes, mi hijo estaba haciendo una pelea competitiva y estaba ganando, desafortunadamente viene un cabezazo y un codazo y tiene fractura de nariz y ahorita será sometido a una cirugía”, publicó.