Más de 7 mil hectáreas de maíz siniestradas en San Juan del Río

Carlos Dobler
El Secretario de Desarrollo Agropecuario, Carlos Dobler Mehner, reveló que San Juan del Río fue el que mayor número de hectáreas de maíz siniestradas tuvo.

San Juan del Río, 12 Diciembre 2019.- El Secretario de Desarrollo Agropecuario en el Estado, Carlos Dobler Mehner, reveló que San Juan del Río fue el municipio con mayor número de hectáreas de maíz siniestradas en todo el estado a causa de la escasez de lluvias.

Señaló que en el registro que tiene la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDEA), San Juan del Río ocupa el primer lugar con 7 mil 132 hectáreas de maíz declaradas como pérdida total.

Indicó que los municipios más afectados además de San Juan del Río son, Amealco con 3 mil 645 hectáreas, seguido de Pedro Escobedo con 2 mil 272, mientras que Colón registró mil 428 hectáreas siniestradas, Cadereyta mil 303 y Tequisquiapan mil 153.

“Tenemos hasta el mes de noviembre, 22 mil hectáreas declaradas ya siniestradas, como pérdida total”, expresó.

Reveló que los municipios de Arroyo Seco, Ezequiel Montes, El Marqués, Jalpan, Landa de Matamoros, y Querétaro registraron pérdidas de 500 hasta 800 hectáreas.

En cuanto a los municipios de Huimilpan, Corregidora, Pinal de Amoles, San Joaquín y Tolimán, las pérdidas fueron de 100 a 400 hectáreas, mientras que Peñamiller no registró siniestros.

Aunado a estas cifras, el funcionario estatal, indicó que se tiene registro de 12 mil hectáreas más que no fueron sembradas.

“Tenemos diagnosticadas 12 mil hectáreas que no fueron sembradas, tenemos prácticamente un total 34 mil hectáreas de cerca de 140 mil que normalmente se siembran”, subrayó.
Explicó que la causa de estas pérdidas fue ocasionada por un periodo de casi 45 días sin lluvia en la entidad.

“Estamos casi 60 por ciento debajo de las precipitaciones promedio que tenemos, hay algunos municipios más afectados que otros”, añadió.

Finalmente, Dobler Mehner, señaló que debido a la misma sequía, no hubo suficiente forraje, por lo que también el sector ganadero se vio afectado con más de 400 cabezas de ganado muertas.

“Si hubo pérdidas de ganado, también está marcado en zonas donde precisamente hubo baja precipitación porque no hubo suficiente forraje y la gente no tuvo forma de compensar el alimento”, concluyó.