Bershka, C&A y otras ‘fast fashion’ en la mira de Profeco

La procuraduría pide revisar la calidad de la ropa y zapatos comprados en estos establecimientos.

PROFECO
​La Procuraduría Federal del Consumidor alerta productos de mala calidad de marcas Bershka y C&A entre otras que integran en la categoría de fast fashion.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó sobre productos de mala calidad de las marcas Bershka, C&A, Mango, Pull & Bear, Zara y Sasha, entre otras que integran la categoría de ropa fast fashion. Estas derivan en prendas de vestir que dejan de ser funcionales provocando el desecho de la ropa con mayor frecuencia.

Uno de los propósitos de fast fashion o moda rápida son las colecciones de ropa, la más reciente tendencia de moda. La indumentaria es fabricada de forma acelerada y a bajo costo, en función de favorecer la compra. De esta manera la industria ofrece al consumidor la posibilidad de comprar prendas a precios accesibles.

Además, la Profeco avisó que la ropa deja de ser funcional antes de los esperado causando que se deseche más rápido, sumando a las tendencia estilísticas tienen menor vigencia y el consumidor se vuelva adicto a comprar ropa y esto es una de las particularidades de la moda rápida.

De la misma manera, el organismo público descentralizado de la Secretaría de Economía tiene como uno de sus objetivos proteger y defender los derechos del consumidor, también proporcionar información para la toma de decisiones de consumo.

También, la procuraduría pide revisar la calidad de la ropa y zapatos comprados en estos establecimientos, ya que la industria es considerada una de las más dañinas y contaminantes para el medio ambiente por la producción textil que es responsable del 20% de las aguas residuales globales y del 10% de las emisiones globales de carbono.

Igualmente, las marcas incluyen en su oferta el calzado formal, casual y deportivo que son fabricadas en manufacturas asiáticas, con materiales sintéticos y de muy poca durabilidad, pero con costos bajos y con diseños que caducan. Además las prendas de vestir dejan de ser funcionales provocando el desecho con mayor frecuencia. FOTO: PIXABAY