Resaltan en COP25 beneficios al aplicar acciones climáticas

El presidente del Grupo IPCC, destacó los beneficios económicos de una acción climática más ambiciosa que podría generar oportunidades para la inversión en innovación. FOTO: TWITTER @COP25CL.

Madrid, 2 Dic (Notimex).- El presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), Hoesung Lee, destacó los beneficios económicos de una acción climática más ambiciosa que podría generar oportunidades para la inversión en innovación.

Durante la ceremonia de apertura de la Conferencia de las Partes (COP25) que se realiza en el recinto Feria de Madrid, Lee subrayó que las inversiones generarían poderosos beneficios que se extenderían a todos los sectores de la sociedad y la economía, haciéndolos más limpios, saludables y resistentes.

Anotó que las reducciones inmediatas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) generarán oportunidades de inversión y la innovación tecnológica para un mejor uso y producción de energía en tecnologías, alternativas, para un mundo libre de emisiones humanas de efecto invernadero.

“Estas inversiones generarán beneficios importantes que se derramarán sobre toda la sociedad y la economía haciéndolas más limpias, más saludables y más resistentes, así como ayudarán a conseguir los objetivos sociales de erradicación de la pobreza y de desarrollo sostenible”, señaló.

Manifestó que de continuar con el ritmo actual de emisiones existe un enorme riesgo del aumento acentuado de la temperatura global en este siglo, por lo que hizo un llamado a la acción para conseguir un escenario de mitigación mucho más ambicioso.

“Nuestros informes indican que los impactos del calentamiento son mucho más graves de lo que pensábamos antes. Se va a acelerar el calentamiento del mar y las posibilidades de adaptarse y mitigarlo se reducen”, añadió.

El líder científico hizo un llamado a los dirigentes políticos internacionales para que reduzcan las emisiones de GEI y se comprometan a limitar el aumento de la temperatura global del planeta a 1.5 grados Centígrados de aquí a finales de siglo.