Fraude y sustitución en venta de bacalao pone en peligro a tiburón en México

El tiburón martillo fue la especie en peligro que detectó el estudio.

Tiburones tienen un papel en los océanos, mantienen a especies debajo de ellos dentro de la cadena trófica y son indicadores de la salud de mares y océanos.

Oceana México, organización enfocada en la conservación de los océanos, reveló, en la Ciudad de México existe sustitución y fraude en la venta de bacalao. En este sentido, la organización realizó una investigación llamada “Gato X Liebre, venta y sustitución en la venta de bacalao” en función de desenmascarar las especies que sustituyen al bacalao en restaurantes y distribuidores y así cuidar la salud marítima.

Según la investigación, el 31,5 por ciento de las porciones de bacalao analizadas en supermercados, pescaderías y restaurantes en la Ciudad de México no corresponde con la especie vendida, es decir, no es bacalao.

Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia de Oceana explicó, la temporada vacacional invernal es donde se presenta más consumo de bacalao y son las pescaderías las más fraudulentas. Dentro de este contexto, la sustitución se hace con tiburones y rayas, así como especies de alto valor vendidas a precios bajos.

La sustitución en las muestras analizadas es menor en supermercados con 4,5 por ciento, a comparación de restaurantes con 40 por ciento y pescaderías con 55 por ciento. De esta manera, para la investigación se aplicó un método de identificación genética de ADN en función de estudiar en laboratorio las muestras de bacalao en establecimiento de la Ciudad de México.

Terrazas añadió, el fin de la investigación es identificar el grado de sustitución en el bacalao y conocer las especies con que se sustituye, pues este fraude se refleja en el impacto económico para los consumidores y en la salud de los océanos.

Parte de los resultados de fraude por precio registró la venta de “bacalao” en 220 pesos, cuando fue tilapia la especie vendida, misma con un precio regular de 85 pesos por kilo. De igual manera, un supuesto bacalao se vendía en 299 pesos por kilo y la muestra resultó ser raya, con un valor de 80 pesos por kilo.

El vicepresidente de Oceana, Pedro Zapata, explicó que el término sustitución fue utilizado cuando la especie identificada genéticamente no era ninguna de las 53 especies de bacalao. Cabe mencionar, el bacalao se establece en aguas templadas y se encuentra principalmente en el hemisferio norte, pero no en mares de territorio mexicano.

Asimismo, entre las especies que no son bacalao se encontraron: rayas y tiburones, con 66 por ciento; mero, esmedregal, robalo y merluza, con 28 por ciento; y tilapia, con 6 por ciento. En este sentido, la investigación informa la venta de especies de tiburones amenazadas, vulnerables y en peligro de extinción, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Cazón mamón, tiburón toro y tiburón coralino son las especies amenazadas de tiburón. Asimismo, se detectó como tiburones vulnerables al tiburón de puntas negras, tiburón zorro y tiburón sedoso; el tiburón martillo fue la especie en peligro que detectó el estudio.

Los tiburones tienen un papel fundamental en los océanos, ya que mantienen a las especies debajo de ellos dentro de la cadena trófica y son indicadores de la salud de los mares y océanos. Asimismo, eliminan a los peces débiles o enfermos y mantienen el equilibrio entre depredadores y presas, garantizando la diversidad de especies. NOTIPRESS FOTO: PIXABAY