Cambio climático pone en peligro a especies animales en EUA

De las 459 especies de animales de Estados Unidos, el 99.8 por ciento cuenta con características que les dificultará adaptarse al cambio climático. FOTO: TWITTER @NOTIMEX.

Ciudad de México, 22 Nov (Notimex).- De las 459 especies de animales catalogados en peligro de extinción por el gobierno de Estados Unidos, el 99.8 por ciento cuenta con características que les dificultará adaptarse al cambio climático derivado del aumento de las temperaturas.

Un estudio publicado por la revista Nature detalla que clases enteras de animales, entre ellos moluscos, anfibios y artrópodos, son sensibles a la mayor cantidad de amenazas relacionadas con el clima, como cambios en la calidad del agua, estaciones cambiantes y especies invasoras dañinas que se mueven a medida que aumenta la temperatura.

Diversas agencias federales estadounidenses encargadas de la protección de flora y fauna consideran el cambio climático como una amenaza para solo el 64 por ciento de las especies y planean acciones de manejo solo para el 18 por ciento de ellas.

En contraste, la comunidad científica ha identificado el cambio climático como la “amenaza principal” para casi el 40 por ciento de los animales y más del 50 por ciento de las plantas incluidas en la Ley de Especies en Peligro.

Esta ley es la más importante dirigida a la conservación de las especies en peligro en Estados Unidos y fue enmendada legislativamente en 1988 el mismo año en que se formó el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Un elemento central de los procesos de inclusión y recuperación establecidos en esta ley es la enumeración de las amenazas a las especies con base en “datos científicos disponibles” y factores de amenaza: destrucción y degradación del hábitat, enfermedad o depredación e insuficiencia de las protecciones existentes.

La única evaluación sobre el cambio climático registrada en los documentos de la ley hasta la fecha fue realizada a finales del año 2008, cuando los investigadores encontraron que al menos el 87 por ciento de los planes de recuperación de especies aún no tenían establecido si el cambio climático era un factor que amenazara su supervivencia.

Un portavoz del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, que supervisa la lista de especies en peligro de extinción, enfatizó que si bien una especie puede ser sensible al cambio climático, esta sensibilidad puede no ser tan severa como para justificar su inclusión en la lista.