Frecuencia de castigos puede mermar espectáculo de NFL

Rolando Cantú, reconoció que la frecuencia de castigos, aparición de los pañuelos amarillos, puede afectar de cierta manera el espectáculo de la Liga NFL. FOTO: TWITTER @RolandoRCantu.

México, 15 Nov (Notimex).- El mexicano Rolando Cantú, exjugador de Cardenales de Arizona, reconoció que la frecuencia de castigos, aparición de los pañuelos amarillos, puede afectar de cierta manera el espectáculo de los partidos de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

El ahora analista de un canal deportivo entiende que se busca proteger el físico de los jugadores, quienes suelen tener en promedio una trayectoria corta dentro de los emparrillados, pero a la afición también le gusta que haya contactos en esta disciplina.

“Hasta cierto punto sí (puede afectar el espectáculo tantos castigos), la NFL ha tratado manejar la situación de los castigos para convertir el juego en un poco más de espectáculo para ver los pases largos, el ataque vertical, el ataque aéreo, todo eso que quiere ver el aficionado, pero el juego físico también es algo que nos atrae a todo mundo”, manifestó.

En entrevista con Notimex, Cantú añadió: “cuidando a los deportistas jugarían más años, según la estadística la carrera de ellos es de un año y ocho juegos, es muy corta; quiero pensar que este tipo de prevenciones y ajustes de las reglas y los árbitros estén muy activos con los pañuelos va a mejorar esa condición”.

Pero el ex liniero ofensivo es consciente que el juego se corta en demasiadas ocasiones cuando los equipos van encaminados a las diagonales, pero por lo pronto esto es parte de este deporte.

“Siento que los excesos de quitarle ritmo al partido es lo único que batallo, van marchando los equipos para anotación, pero dos, tres, castigos te frenan completamente, pero es parte del juego”, comentó.

Cantú recordó que uno de los principales cambios en el reglamento para esta campaña fueron los retos de interferencia tras lo sucedido en la final de la Conferencia Nacional de la temporada anterior, en la que Rams eliminó a Santos de Nueva Orleans.

“El año pasado afectó en la postemporada ese juego de Saint y Rams que cambia la jugada de interferencia, cambia el escenario del Súper Bowl, todo el mundo se dio cuenta de eso, se atendió en la junta de los dueños.

“Todo mundo pensaba que el retar jugadas de interferencia ofensiva o defensiva podía ser una ventaja y no fue el caso, la Liga sigue atendiendo esto en el día a día, vendrán cambios a favor y es lógico cuidar el producto, que son los jugadores, cuidar su condición física”, apuntó Cantú, quien le gusta Patriotas, Kansas, Saints y Vaqueros para llegar al Súper Tazón 2019.

Quien jugara en la ONEFA y en Europa habló también sobre la actualidad del futbol americano en México, en donde recomendó una vez más la fusión de las Ligas para el beneficio de los jugadores, con la esperanza de que haya elementos nacionales que llegue a la NFL.

“Todo mundo quiere que las Ligas se unan, viví los clásicos en contra de Pumas, de Politécnico, se televisaba de manera abierta, el hecho de tener dos Ligas prácticamente una públicas y una privada sí afecta, todo el mundo quiere unirlas y esto ha afectado un poco el desarrollo de los jugadores, que tienen que decidir a donde se van. Si se unen las Ligas, el desarrollo y crecimiento de los jugadores va a seguir para exportar jugadores a la NFL”, agregó.

Aunque la preparación física pueda ser un obstáculo para los jugadores mexicanos que buscan el sueño de estar en la NFL, Cantú resaltó que el idioma es otro inconveniente que pocas veces se toma en cuenta.

“Es difícil (llegar a la NFL), en México hay pocos jugadores que realmente tienen las cualidades físicas, el tamaño, la fuerza, la velocidad, la explosividad, pero en lo que no pensamos es el idioma y puede ser una desventaja”, declaró Rolando, quien fuera el primer jugador azteca en jugar en la NFL sin ser pateador.