El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), advirtió que algunos alimentos y bebidas como licores, vino rojo, cerveza y quesos, son factores desencadenantes de la migraña.

En la publicación que realizaron en su revista institucional, explicaron que diversos investigadores han considerado que los episodios migrañosos pueden ser causados también por cambios hormonales en las mujeres.

Además, por estímulos sensoriales propiciados por luces brillantes, sonidos intensos y ciertos aromas de perfumes u olores desagradables, como: solventes o el humo de tabaco. Agregaron que el insomnio y el intenso ejercicio físico o los marcados cambios de temperatura, puede provocar de igual manera la crisis dolorosa en algunas personas.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza. Es una enfermedad neurológica que tiene sus implicaciones, y se caracteriza sobre todo por un tipo concreto de dolor. Se manifiesta con un dolor muy intenso en un solo lado de la cabeza (como una especie de latidos), que está acompañado de náuseas y vómitos.

De manera errónea suele llamarse “migraña” a un dolor de cabeza común para referirse a otros tipos de cefaleas. Mientras que la migraña es un trastorno del sistema nervioso, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se caracterizan por ser dolores incapacitantes debido a su intensidad, de moderada a intensa.

La enfermedad no tiene cura, pero sí mejoran los síntomas. Se puede mejorar la frecuencia del dolor o la intensidad. Hasta los momentos se desconoce la causa, pero han logrado determinar que está asociada a la carga genética.

En este sentido, el portavoz de guiadesuplementos.mx, Javier García, indicó que cumplir una dieta equilibrada en un horario regular de comidas y sueño, evitar el tabaco, y moderar el consumo de café y alcohol, puede contribuir a mejorar los episodios migrañosos. Además de practicar ejercicio físico moderado y evitar el estrés.

Agregó que “el consumo de magnesio también resulta significativo porque está presente en innumerables reacciones químicas en nuestro cuerpo. Por lo tanto, forma parte de la estructura de los huesos e interviene en la formación de energía (ATP), regulando la función muscular, neuronal y hormonal. Es capaz de activar y relajar diferentes partes del cuerpo”.

Desde la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalan que la migraña es un padecimiento que puede afectar a personas de cualquier edad, aunque es más recurrente entre los 25 y 45 años, y se extiende hasta los 65. De manera que, la prevalencia de la migraña impacta al 16% de la población mexicana, sobre todo a personas que habitan en zonas urbanas.

El ISSSTE recomendó acudir con un especialista si presentase algunos de los síntomas mencionados, para lograr resultados positivos en el alivio de las molestias. Aunque no obtendrá un tratamiento curativo capaz de eliminar la enfermedad mediante la supresión definitiva de su causa.