¿Conoces la leyenda del Lago de Camécuaro?

El Lago de Camécuaro se ubica en la ciudad de Tangancícuaro, Michoacán. Este mágico lugar fue declarado en 1940 como Parque Nacional.

El Lago de Camécuaro se ubica en la ciudad de Tangancícuaro, a tan solo 20 minutos de Zamora, Michoacán. Este mágico lugar fue declarado en 1940 como Parque Nacional, con el objetivo de proteger el ecosistema de la región.

Considerado como una joya colonial del occidente de México, este sitio natural te dejará maravillado con sus cristalinas aguas rodeadas de impresionantes ahuehuetes.

Camécuaro en purépecha significa “lugar del baño”, también es conocido como “lugar de la amargura oculta”, ya que cuenta la leyenda que una hermosa princesa purépecha de nombre Huanita, se enamoró perdidamente de Tangáxhuan, quien era sobrino y heredero de Tariácuri, fundador del Imperio Purépecha, que se extendió por el territorio y hoy en día comprende el estado de Michoacán, así como parte de Jalisco y Guanajuato.

Huanita, fue secuestrada por Candó, un sacerdote sacrílego, quien la mantuvo oculta. La princesa lloró tanto que formó un lago con sus lágrimas. De ahí, que Lago de Camécuaro signifique “lugar de la amargura oculta”.

Cuando Tangáxhuan se enteró de donde tenían prisionera a su amada, emprendió el rescate. En su camino, vio de lejos a Candó, entonces decidió tomar su arco y dispararle una flecha, la cual atravesó al sacerdote y se clavó en un árbol de ahuehuete el cual se partió y de allí brotó un manantial de agua verde que jamás se seca.

Dicen las personas que se adentran al fondo del lago de Camécuaro, que entre sus aguas suele aparecer la figura de una hermosa mujer que les jala los pies y desea retenerlos con ella por siempre.

Déjate maravillar por la belleza e historia que envuelven a este lugar, dentro de sus aguas cristalinas puedes realizar diversas actividades como nado, paseo en lancha y pesca.