Las autoridades federales quieren desviar la atención, tomando el marco de la presunta toma de los alcaldes a la tribuna de la Cámara de Diputados.

Querétaro, 9 Noviembre 2019.- El presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero, aseguró que las autoridades federales quieren desviar la atención, tomando el marco de la presunta toma de los alcaldes a la tribuna de la Cámara de Diputados.

El jueves pasado, al menos 400 alcaldes de todos los partidos políticos intentaron entrar a la sala de sesiones de la Cámara de Diputados, momento en que se presentó un incidente al romperse una puerta de cristal.

En este sentido, y sin haber estado presente en los disturbios, el alcalde argumentó que “la puerta ya estaba rota”.

“La información que me pasaron mis compañeros alcaldes es que sí, en efecto, estaban exigiendo esta mesa y ser escuchados por la junta de coordinación, que por esto mismo se pospuso la sesión del pleno. Dicen por ahí que la puerta ya estaba rota y que no quieran desviar la atención”, manifestó el alcalde.

Nava Guerrero se retiró después de la reunión que sostuvieron representantes de alcaldes con el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, previo al conflicto.

El motivo fue asistir a la Comida Anual de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, a invitación de su presidente, José Luis Rodríguez.

El edil capitalino reiteró el llamado a los legisladores a ser sensibles ante las necesidades de los municipios, principalmente en materia de seguridad.

Recalcó que continuarán buscando respuesta, a través del diálogo respetuoso, a la petición de no disminuir recursos a los ayuntamientos.

Particularmente, el alcalde precisó que pretenden generar acuerdos para no eliminar recursos del llamado Ramo 23, y coordinarse para la elaboración de reglas claras para su operación.

“Al ramo 23 se le quitaron 23 mil millones. Nos queda claro que este fondo tenía muchos cuestionamientos. Estamos de acuerdo en coordinarnos directamente con la Secretaría de Hacienda y hacer reglas claras, transparentes y que no haya ningún tipo de intermediarismo”, manifestó.