La CNDH emitió una recomendación por el caso de tres personas retenidas ilegalmente y actos de tortura contra una de ellas. FOTO: TWITTER.

México, 30 Oct (Notimex).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación por el caso de tres personas retenidas ilegalmente por elementos de la entonces Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México y actos de tortura contra una de ellas.

El documento recomendatorio, dirigido al gobierno del Estado de México, refiere a violaciones a los derechos humanos, a la seguridad jurídica, legalidad y libertad personal, así como a la seguridad personal e integridad por actos de tortura.

En los hechos ocurridos el 11 de octubre de 2014, en un poblado del municipio de San José del Rincón, Estado de México, la CNDH constató que la detención de las víctimas ocurrió en circunstancias diferentes a las referidas por los elementos aprehensores.

Ellos informaron que a través de una llamada telefónica les indicaron que por el campo de fútbol rápido de dicha comunidad, se escuchaban gritos de una persona del sexo femenino pidiendo auxilio.

Al arribar al lugar, a las 11:30 horas, observaron una milpa en la cual estaban dos personas del sexo masculino, quienes corrieron en dirección a una casa ubicada al fondo de la referida milpa, lográndose su detención junto con una tercera persona del sexo femenino.

Aun cuando los policías indicaron que las personas fueron aseguradas al mismo tiempo y en el mismo lugar, del análisis de evidencias se acreditó que su detención se realizó en horarios y lugares diferentes.

Además, un agente aprehensor indicó que la fractura del brazo y las lesiones que presentó uno de los detenidos, fue como consecuencia de una caída antes de su aseguramiento; sin embargo, del análisis de los dictámenes médicos y de la opinión médica especializada, se confirmó que fueron producto de actos de tortura.

Ello, aunado a que presentó un impacto psicológico tanto por su detención como por las lesiones infligidas por personal de la entonces Secretaría de Seguridad Ciudadana Estatal.

La tercera de las víctimas igualmente presentó alteración en su integridad física, por lo que la CNDH solicitó que se continúe con la investigación iniciada en la Carpeta de Investigación 1, en la que se encuentra pendiente la aplicación del Protocolo de Estambul, a fin de que se deslinden las responsabilidades correspondientes, y, en su caso, se proceda a la reparación del daño.

Por lo anterior, la CNDH solicitó al gobierno del Estado de México, que en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas para dicha entidad, repare integralmente el daño ocasionado a los agraviados y se les inscriba en el Registro Estatal de Víctimas, además de que se les proporcioné atención psicológica y en el caso de tortura, la atención médica que requiera.

También, deberá colaborar en la presentación de la queja y denuncia que se formulen en la Unidad de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Estatal y en la Fiscalía General del Estado, respectivamente, y anexar al expediente laboral de las personas involucradas copia de la recomendación citada, entre otros.