El grupo mexicano Playa Limbo, con una sólida propuesta cimentada en la independencia que brinda estar alejado de las modas y las tendencias. FOTO: TWITTER.

México, 24 Oct (Notimex).- El grupo mexicano Playa Limbo cumple 15 años en la escena musical del pop, con una sólida propuesta cimentada en la independencia que brinda estar alejado de las modas y las tendencias.

El cuarteto está conformado por Ángel Baillo (bajo), Jorge Corrales (teclados), fundadores de la banda; Servando Yáñez (batería) y Jass Reyes (vocalista), quien se integró en 2016 luego de la salida de la cantante María León.

En entrevista con Notimex, Jass y Ángel se refirieron a la búsqueda constante y el compromiso que asumen con el público en cada proyecto que han emprendido desde su fundación en 2005.

Originario de España, Ángel afirma que viven el mejor momento de Playa Limbo, a nivel grupo, proyecto creativo y musical, lo que se refleja en la gira que emprendieron desde abril.

“Con este ‘tour’, que continuará en 2020, el grupo se ha consolidado. Lo mismo hacemos un concierto íntimo para 700 personas, que tocamos para 10 mil. No tenemos miedo de enfrentarnos a cualquier tipo de escenario, porque la propuesta es muy directa y creo que en vivo sonamos muy bien”.

Jass, vocalista del grupo, considera que si bien les interesa el mercado como parte de la industria de la música, “no hacemos los proyectos pensando en las tendencias o las modas, no podríamos tener nuestra propia voz y estilo. Queremos estar en el gusto de la gente y estamos atentos a lo que pasa, pero lo traducimos a lo que queremos, respetando nuestra esencia”.

En el recuento de la historia de Playa Limbo, Ángel Baillo asegura que han evolucionado musicalmente desde que arrancaron en 2005 con el álbum Canciones de hotel. Pero –dice- conservamos un denominador común: “El gusto por hacer cosas nuevas, el no tener miedo de jugar con los diferentes géneros.

“Tratamos de hacer trabajos bien cuidados, con respeto al público y a nosotros mismos, como creadores y músicos. Eso se percibe en todos los discos. Desde luego, los últimos cuatro EP que integran el álbum Universo amor resume una etapa muy fructífera y siempre renovada, con miras a crear una música exportable, dinámica y con más fuerza”.

Para la cantante y compositora Jass Reyes, nacida en Ciudad Juárez, el secreto de la permanencia del grupo es el respeto entre sus integrantes. “A fin de cuentas, esto es como una relación de pareja o una familia. Tienes que sembrar respeto, admirar el trabajo de tus compañeros y la comunicación es fundamental para el trabajo creativo”.

Considera que, con sus 15 años de trayectoria, la agrupación ya forma parte de la cultura pop de nuestro país. Ángel complementa: “Lo que hacemos engloba un sueño conjunto, que se sustenta en nuestra capacidad de trabajo y constancia”.

Ángel y Jass coinciden en que trabajar de manera independiente les ha dado libertad para elegir el equipo con el que se enfrascan en la tarea creativa. Aseguran tener un poder de decisión que funciona más rápido. Separarse de la compañía disquera con la que estaban es la mejor manera, más precisa y auténtica de llevar nuestra música.

Cierran ciclo musical con Feroz
El grupo pondrá en circulación el sencillo Feroz, con el que cierran su proyecto musical Universo amor, que iniciaron en 2018 y en el que se plasma la esencia del cuarteto de pop. El álbum representa un proyecto muy especial, que se publicó en cuatro partes (EP) coleccionables.

“Compusimos Feroz hace como un año, pero la dejamos como sencillo del cuarto EP, porque consideramos que es una pieza bastante fuerte; con ella volvemos a indagar en los gustos que tenemos por la música funk. Fue un tema que creamos con Armando Ávila y lo preparamos con mucho esmero”, señala el bajista.

Para Jass, en el álbum se plasma todo lo que el grupo quería hacer. “Hay canciones que se acercan al funk, hay baladas también; es una muestra de todo lo que nos gusta. Y cerramos con Feroz, que es totalmente Playa Limbo: renovado, fresco, además va muy acorde con esta época de Día de Muertos y Halloween”.

Al respecto, Ángel comenta: “Somos unos románticos y la idea de dividir el disco en cuatro partes fue un poco para alejarnos de las tendencias, de la costumbre de sacar sencillos, sin concretar los proyectos en un disco físico. Además, en el formato físico incluimos un bonus track, que complementa y brinda cierta exclusividad que no te da el formato digital. Es nuestra aportación para que el disco físico perdure”.

En este punto, Jass afirma: “Sabemos cómo funciona la industria, donde la música está al alcance de un teléfono. Para nosotros el proyecto de este álbum significa dar una experiencia diferente a los verdaderos fans, que consideran el material como algo muy preciado y que han ido coleccionado”.