Activista Arnulfo Cerón recibió amenazas antes de su desaparición

Arnulfo Cerón Soriano, líder del Frente Popular de la Montaña y del Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos de Guerrero. FOTO: TWITTER.

Chilpancingo, 15 Oct (Notimex).- Arnulfo Cerón Soriano, líder del Frente Popular de la Montaña y del Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos de Guerrero, recibió amenazas hace dos meses por parte del alcalde de Tlapa de Comonfort, Dionicio Merced Pichardo, antes de ser reportada su desaparición, el pasado viernes.

En entrevista con Notimex, Kenia Hernández, integrante del Movimiento, señaló que el activista le llamó por la madrugada para avisarle que el presidente municipal “lo había mandado traer para ponerle un alto, para ponerle un ultimátum, diciéndole que ya le bajara porque estaba estorbando sus intereses económicos”.

Recordó que Cerón Soriano estaba antes de su desaparición luchando por los comerciantes que venden mercancías en las calles de Tlapa, a quienes autoridades municipales les exigen cuotas para poder instalarse.

Kenia Hernández señaló que este martes llevan a cabo un plantón en la caseta de Tlalpan de la autopista México-Cuernavaca, donde dejan pasar a automovilstas sin pagar cuota, en protesta por la desaparición del activista y en el que muestran cartulinas y mantas.

Indicó que evalúan si radicalizan sus protestas y llevan a cabo bloqueos en carreteras de otros estados y principalmente en Guerrero.

La activista recalcó que demandan al gobierno federal la presentación con vida de Cerón Soriano y también que se establezca una ruta de pacificación, porque ya es demasiado el hostigamiento que hay por parte del gobierno del Guerrero en contra de los activistas”.

Sobre la protesta efectuada hoy el Movimiento publicó en redes sociales: “Aquí estaremos hasta que el gobierno federal haga algo por la presentación con vida de nuestro camarada Cerón, y deje de ser blando con el gobierno estatal de Guerrero, la delincuencia organizada y sus aliados paramilitares que nos están atacando, encerrando y desapareciendo a los activistas sociales en Guerrero”.

Agregó que sus compañeros en Guerrero permanecen con la misma exigencia contra el presidente municipal de Tlapa, “primer sospechoso de la desaparición de nuestro camarada, y también contra el gobierno del estado, aliado del crimen organizado y grupos paramilitares. Por su culpa nos matan, encarcelan y desaparecen”.