México: Exigen juzgar con perspectiva de género el caso de Lesvy Berlín

madres
México: Exigen juzgar con perspectiva de género el caso de Lesvy Berlín.

México, septiembre (SEMlac).- Claro que tenemos duda y miedo de que el juicio oral contra el feminicida de Lesvy Berlín se lleve a cabo sin perspectiva de género y salga libre con apenas una sentencia de dos años, y con la posibilidad de que pueda seguir estudiando, afirmó Aracely Osorio Martínez, madre de la víctima.

Agregó que tiene derecho a dudar cuando ha tenido que saltar obstáculos, verdaderas rocas en el camino, lo que nos permiten y nos dan legitimidad para tener dudas.

En conferencia de prensa, la madre de Lesvy Berlín exigió a las autoridades que actúen con perspectiva de género y castiguen al responsable del feminicidio, tras informar que el pasado lunes 9 de septiembre comenzaba el juicio oral contra Jorge Luis G.

Hace dos años y cuatro meses que el cuerpo sin vida de Lesvy Berlín fue encontrado en Ciudad Universitaria, el 3 de mayo de 2017, estrangulada con el cable de un teléfono.

Las autoridades capitalinas argumentaron que había sido un suicidio; sin embargo, el acompañamiento de familiares de víctimas y organizaciones de la sociedad civil, así como la movilización e indignación social, logró la reclasificación del caso para que este se investigara como feminicidio.

El 18 de octubre del 2018, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México reclasificó el delito de homicidio simple por omisión a feminicidio y ordenó al Ministerio Público investigar y formular imputación por feminicidio.

Según la acusación de la PGJDF, resultado de la orden de la Quinta Sala Penal del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México de reclasificar el caso de homicidio a feminicidio, Jorge Luis González asfixió a la joven con el cable de un teléfono público ubicado en la UNAM, esto como la culminación de violencia de género en su relación.

Desde entonces se espera que el juicio oral esclarezca qué ocurrió la madrugada del 3 de mayo de 2017 cuando Lesvy Berlín se encontraba con su entonces pareja y amigos en Ciudad Universitaria.

Incluso esto dio origen para que el gobierno de la Ciudad de México ofreciera una Disculpa Pública, el pasado 2 de mayo, en cumplimiento de uno de los puntos de la Recomendación 01/2018 que emitió la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) en la que se señaló “falta de debida diligencia reforzada en la investigación” del caso y “negligencia en la atención a sus familiares”.

Posteriormente, el 22 de mayo de este año, el Instituto de Ciencias Forenses (INCFO) del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de México, ofreció un acto de disculpa pública a la familia de Lesvy Berlín Rivera Osorio en reconocimiento a las irregularidades que cometió en la necropsia al cuerpo de la joven y que sustentaron la teoría de suicidio en vez de feminicidio.

La diferencia de juzgar el caso como homicidio simple a feminicidio radica en la penalidad, ya que, de acuerdo con el Código Penal de la Ciudad de México, el homicidio simple se castiga de ocho hasta 20 años de prisión, en tanto que el delito de feminicidio agravado se sanciona de 30 a 60 años de prisión, así como la reparación del daño, el acceso a la verdad y justicia.

Piden se declare la AVGM en la Ciudad de México

En conferencia de prensa, familiares de víctimas y organizaciones de la sociedad civil exigieron al Poder Judicial que juzgue con perspectiva de género los casos relacionados con la violencia feminicida y que declare la Alerta de Violencia de Género (AVG) para la Ciudad de México y para los estados en donde se ha documentado el aumento, agudización y prevalencia de este tipo de violencia.

Que se garantice la vida, integridad y seguridad de las mujeres en situación de violencia, con el otorgamiento de órdenes de protección adecuadas y efectivas, así como el acceso a la justicia, a la verdad y a la reparación integral del daño a las mujeres que han sido víctimas de feminicidio, o tentativa de feminicidio o de violencia feminicida.

María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), señaló que a pesar de que en la sentencia Mariana Lima, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), estableció el criterio de que toda muerte violenta de mujeres sea investigada como feminicidio, la realidad nos evidencia que no es un criterio cumplido y el problema continúa.

Reconoció que solo un porcentaje mínimo de los casos investigados como feminicidio concluye con una sentencia.
Seguimos documentando casos brutales en los que las mujeres son violadas sexualmente y torturadas antes de ser asesinadas, en sus cuerpos de mujeres, niñas y jóvenes se reflejan la crueldad, la saña y el desprecio con el que son atacadas.

Existe una gran resistencia por parte de las autoridades para que se realicen las acciones necesarias, análisis de contexto, peritajes psicosociales, entre otras que puedan no sólo resolver los casos que se presentan, sino para prevenir otros feminicidios.

Respecto a las Alertas de Genero, señaló que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) rechazó declararla en la Ciudad de México, con el argumento de que existen 13 acciones del gobierno que no han tenido ningún resultado, cuando en el mismo Ministerio Público se cometen violaciones, señaló María de la Luz Estrada.

Además de que no han tomado en cuenta las recomendaciones del Grupo de Trabajo por lo que cuestionó la labor de la titular de la CONAVIM, que no ha presentado resultados al igual que la administración anterior.

Por su parte, Sandra Soto hizo un fuerte reclamo al presidente Andrés Manuel López Obrador que, en su eslogan, decía “primero los pobres”, por lo que cuestionó cuándo les va hacer caso a las “pobres mujeres que les han sido atropellado sus derechos y a los niños-niñas que han quedado en el desamparo”.

“Si a las mujeres nos siguen ignorando, nos van a seguir matando” y aseguró que no hay voluntad política para que las mujeres accedan a la justicia, aun cuando los familiares son los que realizan las investigaciones y les acercan las evidencias, y no sucede nada porque no hay voluntad política.

Sandra Soto es hermana de Serymar Soto, asesinada por su novio el 28 de enero de 2017 en Coahuila. El pasado 3 de septiembre, el asesino de su hermana fue condenado a 46 años y tres meses de cárcel, lo cual sienta un precedente histórico en el estado, al reclasificar el caso como feminicidio.

También mencionó que son 2.200 mujeres las que han sido asesinadas en 2019, y preguntó ¿cuándo van a dejar de ser cifras ocultas para las autoridades?

Irinea Buendía recordó que a cuatro años de la sentencia 554/2013, que lleva el nombre de su hija Mariana Lima Buendía, y que ordena investigar todas las muertes violentas de mujeres como feminicidios en todo el país, poco o nada ha hecho el poder judicial para acatarla.

Lorena Gutiérrez Rangel, madre de Fátima de tan solo 12 años, quien al salir de la escuela fue interceptada por tres sujetos que la secuestraron, torturaron, violaron, lapidaron y asesinaron para después abandonar su cuerpo en un lote baldío en el Estado de México, agradeció al acompañamiento de las organizaciones como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Familiares de Víctimas de Feminicidio, Justicia Pro Persona, y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos.

Por Elda Montiel