La violencia feminicida es un crimen de lesa humanidad

feminicidios
De enero a julio de 2019, según las estadísticas del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se han registrado 504 feminicidios a nivel nacional

Según datos reportados por el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sobre Violencia de Género, en los primeros seis meses de 2019 se ha perpetrado aproximadamente 69 delitos por cada 100 mil habitantes.

Durante enero-julio de 2019, cada uno de estos incidentes muestra el siguiente peso relativo respecto al total de llamadas de emergencia reales al 911:
a) Violencia contra la mujer: 1.13 por ciento
b) Abuso sexual: 0.03 por ciento
c) Acoso u hostigamiento sexual: 0.05 por ciento
d) Violación: 0.02 por ciento
e) Violencia de pareja: 1.80 por ciento
f) Violencia familiar: 4.48 por ciento

De enero a julio de 2019, según las estadísticas del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se han registrado 504 feminicidios a nivel nacional, de los cuales se reportan 26 en la Ciudad de México, según cifras oficiales, que no son del todo muy confiables, ya que tienen una cifra negra del 80 por ciento, lo que quiere decir que por lo menos se han registrado 2 mil 100 feminicidios a nivel nacional y 298 feminicidios en la Ciudad de México.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, alertó que los feminicidios en el país aumentaron 104 por ciento en los últimos tres años, además, también alertó sobre las más de 9.000 mujeres desaparecidas en México. También dijo que a la situación de violencia feminicida hay que añadir aquella violencia sexual de las que son víctimas niñas, adolescentes y mujeres adultas. Adicionalmente, cada vez más se visibilizan las mujeres víctimas de desaparición. Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, más de 9 mil mujeres están desaparecidas”. Vale aclarar que las mujeres y niñas víctimas de secuestro o delitos en materia de trata de personas, no están incluidas en las estadísticas de mujeres desaparecidas.

La realidad que estamos viviendo las mujeres y las niñas en la Ciudad de México, se constituye en un crimen de lesa humanidad, ya que la violencia contra las mujeres y niñas es sistemática y generalizada.

El 20 de junio de este año la Jefa de Gobierno designó a Fernando Elizondo García como Comisionado de Búsqueda de Personas en la Ciudad de México, sin embargo, hasta la fecha ni se ha notado que la Ciudad ya cuenta con este mecanismo, ni una palabra, ni una acción.

¿Quién es Fernando Elizondo García? Fernando Elizondo García es licenciado en Derecho por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y Maestro en Derecho con concentración en Derecho Internacional de Derechos Humanos por la Universidad de Harvard.

Fernando ha dedicado su vida profesional a la defensa de los Derechos Humanos desde la sociedad civil, la academia, el gobierno y el ámbito internacional. En el ámbito gubernamental, trabajó en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León en temas de género, sistema penitenciario, detenciones ilegales y arbitrarias, tortura y desapariciones forzadas. También fue Director General Adjunto en materia de Derechos Humanos de la Asesoría Jurídica Federal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

En la academia, fue profesor de planta y director del Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

En la sociedad civil, se desempeñó como Coordinador del Área Jurídica de la Casa del Migrante Casa Nicolás en Guadalupe, Nuevo León. También trabajó en Immigration Equality, una organización en Nueva York que se dedica a la defensa de los derechos de personas migrantes LGBT.

En el ámbito internacional, coordinó el proyecto “Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano” en la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

En este caso tal vez el resumen curricular tiene más elementos de su involucramiento en la defensa y promoción de los derechos humanos, pero sobre búsqueda de personas, no tiene ninguna experiencia, además de que trabajó en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, institución especializada en revictimizar a las víctimas.

El 16 de mayo, también de este año, la Jefa de Gobierno informó que Armando Ocampo Zambrano asumió el cargo de comisionado de Atención a Víctimas de la Ciudad de México. Y, en este caso, siendo un abogado fiscalista, no podemos esperar que se manifiesta en situaciones tan graves como el caso de la niña violada de Azcapotzalco, o la niña violada en el Museo de la Fotografía, o la mujer violada en la propia agencia del Ministerio Público. ¿Qué ha dicho o qué ha hecho el flamante abogado fiscalista encargado de la Comisión de Atención a Víctimas de la Ciudad de México?

¿Quién es Armando Ocampo Zambrano? Es maestro en Derecho Fiscal y Constitucional y ganó el primer juicio por homofobia en México, luego de haber sido despedido injustamente de la firma mexicana fiscal Chevez, Ruiz, Zamarripa y Compañía, por motivos relacionados con su orientación sexual e identidad de género. Ese es el único mérito que hizo que el Congreso de la Ciudad de México lo incluyera en la terna de donde la Jefa de Gobierno lo seleccionó, a propuesta del diputado Temístocles Villanueva Ramos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, quien es el diputado que impulsa la reglamentación de la prostitución y que las niñas y niños puedan autoasignarse su identidad de género desde chiquitos.

Es increíble que dos de los funcionarios que deberían proponer políticas públicas para detener la ola de feminicidios, violaciones, hostigamiento sexual, desapariciones, estén mudos, tal vez cuidando sus puestos y salarios, o qué podíamos esperar de dos “hombres”, en puestos claves para atender a las mujeres víctimas.

Las mujeres de esta ciudad exigimos respuestas inmediatas, efectivas y eficientes para detener las violencias que nos asechan, pero con este tipo de funcionarios, lo veo muy difícil.

* Directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC por sus siglas en inglés).