Acciones incluidas en plan contra la violencia en CDMX han sido insuficientes

Gobierno muestra compromiso, defensoras.

violencia
Académicas y defensoras por los derechos de las mujeres consideran que el plan emergente de atención a la violencia contra las mujeres del gobierno capitalino contiene iniciativas recicladas.

Académicas y defensoras por los derechos de las mujeres consideran que el plan emergente de atención a la violencia contra las mujeres del gobierno capitalino contiene iniciativas recicladas y debe encaminarse hacia una política pública más efectiva.

Este miércoles 28 de agosto la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, presentó el “Plan de Acción Inmediata de Atención a la Violencia contra las Mujeres” como respuesta a las manifestaciones del 12 y 16 de agosto, donde mujeres organizadas demandaron justicia y un alto a los casos de violaciones sexuales contra mujeres cometidos por policías.

La defensora Adriana Lecona Escartín, integrante de la colectiva “Las del Aquelarre” destacó que ver a la jefa de Gobierno del lado de las mujeres –como pronunció en su discurso- es un avance luego de mencionar que las movilizaciones de #NoMeCuidanMeViolan eran una “provocación”. Aunque esperan que su declaración haya sido sincera, “Es importante que desde el Gobierno se reconozca que es un problema grave que quiere atención inmediata”, dijo en entrevista con Cimacnoticias.

En cuanto a las medidas que se implementarán a partir de septiembre a diciembre de 2019, Lecona Escartín señaló que esperan que estas acciones también apelen a los agresores, una exigencia que hicieron a la mandataria durante las reuniones a puerta cerrada que sostuvo con colectivas y feministas los días 18 y 19 de agosto.

“Estas campañas y políticas públicas deben de estar dirigidas a la sociedad en general y a los hombres también, porque ellos son los primeros generadores de la violencia y no solo dedicarlas a las mujeres, ya que lo único que hacen con ello es seguir culpándonos de haber sido agredidas”, comentó Lecona.

Las acciones anunciadas ayer por Sheinbaum Pardo tienen cinco enfoques: protección de mujeres en el transporte público; iluminación de espacios públicos; capacitación al personal del gobierno: fortalecimiento de las LUNAS (centros de atención para mujeres que viven violencia de género o familiar) y campañas de comunicación.

Al respecto la defensora de Derechos Humanos y coordinadora de Las Constituyentes Feministas de la Ciudad de México, Yndira Sandoval Sánchez, señaló en entrevista que son acciones repetidas de administraciones pasadas. Tales como el transporte público seguro, que ya cuenta con la señalización y separación de vagones y secciones exclusivas para mujeres a fin de evitar el acoso sexual en el Metro y Metrobús, ejemplificó.

“Las acciones a seguir, me parecen muy prudentes, pero no son suficientes… hay un asunto que tiene que ver con las causas estructurales de la violencia… que reconozcan que es un asunto de alerta y que no hay algo que vaya encaminado a hacer un marco jurídico eficaz para combatir la violencia que sufrimos las mujeres”, dijo la también antropóloga social.

En mismo sentido coincidió la investigadora de la UNAM e integrante del Grupo de Trabajo que evaluó la procedencia de la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad de México, Aleida Hernández Cervantes, muchas de las acciones presentadas por Sheinbaum Pardo son recicladas de otras administraciones, en las que se demostró que no fueron suficientes para atender la violencia contra las capitalinas.

La doctora en Derecho añadió que se necesitan crear nuevos métodos frente a la violencia, pues existen diagnósticos como el derivado de la petición de AVG –que fue negada por la Secretaría de Gobernación el 7 de junio- que pueden ser puntos de referencia.

Asimismo, Hernández Cervantes puntualizó que estas acciones de emergencia deben evaluarse, un hecho que se omitió durante la presentación del Plan, no se aclaró cómo, ni cuándo, habrá una revisión de la eficacia que tuvieron.

Ambas defensoras y la investigadora coincidieron que estás primeras medidas muestran un compromiso por parte del Gobierno y esperan que no sea una estrategia de control de daños.

“Ojalá sea parte de un cambio más profundo…vamos a seguir platicando en los espacios de diálogo que se abran y esperamos que éste continúe para la construcción de políticas públicas y medidas de carácter permanente” dijo Lecona Escartín.

De acuerdo con la jefa de Gobierno estas no serían las únicas medidas a desarrollar, sino se tomarán acciones adicionales que permitan afinar el objetivo de erradicar la violencia de género en la Ciudad de México. (Carolina Huerta García)