“Huachicoleros” amenazan y provocan pánico en Tezoyuca

Huachicoleros
Con miedo, ante los disparos que por las noches hacen los "huachicoleros" a manera de amenaza, y la indiferencia de las autoridades, es como viven los pobladores de Ejidos de Tequisistlán. Foto: NTX.

Tezoyuca, Méx., 25 Ago (Notimex).- Con miedo, ante los disparos que por las noches hacen los “huachicoleros” a manera de amenaza, y la indiferencia de las autoridades, es como viven los pobladores de Ejidos de Tequisistlán, en este municipio, donde la víspera hubo una fuga de gas LP.

Luego de la fuga de gas registrada ayer, a las 05:00 horas, en el poliducto de 24 pulgadas Cactus-Guadalajara, los habitantes de este lugar indicaron que los “huachicoleros” estuvieron entre las 12:00 y las 04:30 horas en el lugar del percance.

“La ordeña de los ductos de gas, gasolina y diésel que hay en la zona empezó a la 01:00. A esa hora nadie sale de sus casas, porque ya sabemos el peligro que representa salir, lo que se escucha es el paso de camiones pesados y nos queda claro que son los huachicoleros”, indicó Juan, un habitante de Tequisistlán.

Abundó que en esta fuga, los “ordeñadores” empezaron a trabajar desde temprano. “Como no hay vigilancia trabajan tranquilos, jamás pasan las patrullas y mucho menos operativos de la Guardia Nacional; incluso, la toma clandestina ya llevaba días que era frecuentada por esos grupos”, señaló.

Por lo que los pobladores de Ejidos de Tequisistlán temen por su vida, no sólo por las amenazas, sino también por las constantes fugas y el peligro que representa una explosión, puesto que, en lo que va del año, han denunciado cuatro tomas clandestinas.

“Ahora también tenemos la zozobra de que la persona que nos vendió los terrenos de manera irregular nos quiere despojar de ellos, y creemos que es consecuencia del ‘huachicoleo’”, expresó.

Por su parte, Ana Karen dijo que los grupos delincuenciales han disparado directo a las casas. “Hay vecinos que ya han sido secuestrados por un par de días y golpeados por denunciar, por lo que pedimos a las autoridades tomen en cuenta nuestras palabras”, añadió.

Subrayó que esta cuarta toma clandestina en Tequisistlán echa por tierra las declaraciones de funcionarios federales, en el sentido de que el “huachicoleo” está controlado. “Si fuera así ya tendríamos vigilancia permanente en la zona”, dijo.

Hace más de un mes ya habían sido desalojados por una fuerte fuga de combustible diésel, ya que “en contraesquina de esta toma clandestina de gas, están aún las huellas de aquella vez que ordeñaron el otro ducto”.

Ana Karen se quejó de la falta de atención de las autoridades de este municipio, ya que desde las 04:00 horas y hasta las 14:30 horas de ayer, no habían recibido ni un vaso de agua, luego de ser evacuados de sus casas por la fuga de gas.

Subrayó que lo más grave es que las autoridades del municipio sólo dicen que no cuentan con policías para hacer rondines en la zona. “Estamos en la total indefensión, de por sí tenemos que caminar sobre lodo, porque aún no pavimentan y ahora con el riesgo latente de la muerte, el desalojo y la indiferencia de las autoridades”, agregó.