Desalojan a activista Carlos Acuña, inquilino del edificio Trevi

México, 20 Ago (Notimex).- A pesar de tener dos amparos en trámite y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, el periodista y activista Carlos Acuña fue desalojado este martes de su departamento en el edificio Trevi, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc.

Acuña explicó que esta mañana llegaron un grupo de 20 personas, acompañados por un notario, a dar fe de que tenía que ser desalojado, pese a tener todas las rentas pagadas y contrato vigente.

Señaló que estas personas comenzaron a cargar todo, acompañados por una abogada de Banca Mifel, quien le dijo que tendría que pagar el daño y prejuicios a la marca y a Público CoWorking.

“Lo que estamos viendo aquí, desde mi punto de vista y desde el punto de vista de mucha gente, es bancos y empresas extranjeras que convierten las viviendas populares en capital líquido para financiar a nivel internacional, apoderándose de nuestras ciudades, de nuestros edificios de vivienda y expulsándonos a la periferia y encareciendo la vida de la ciudad”, denunció el periodista.

Acompañado de otros vecinos del Centro Histórico se ha unido a la lucha de sus espacios. Así se creó la Plataforma 06000 Observatorio Ciudadano, que hasta el momento ha registrado casi tres mil 200 desalojos de predios al año.

“Lo que hicimos nosotros con la plataforma es reconocer que esto no es un proceso en donde son hipsters contra residentes o contra vendedores ambulantes. La ciudad siempre va a tener conflictos de clase, pero ahora los conflictos ya están rebasados, ya estamos por encima de eso, nos están arrebatando la ciudad a todos por igual”.

La cafetería Trevi, en riesgo

Julio César Castillo, administrador de la Cafetería Trevi, explicó que con otros vecinos están en un juicio común en el que solicitan a los dueños que “respeten el derecho del tanto, para que nos puedan vender las propiedades que hemos estado rentando en el caso del Trevi por 65 años”.

Reconoció que Carlos Acuña los motivó a todos para luchar por sus derechos y se unieran entre vecinos con un mismo fin. “Nosotros no queremos que nos regalen nada, estamos peleando por nuestros derechos”.

Dijo que el restaurante y la cafetería Trevi no han recibido ningún tipo de amenaza de desalojo, sin embargo, cree que continuarán.

El edificio Trevi fue construido bajo el estilo Art Decó en la calle Colón 1, en la colonia Centro, y por la ubicación del predio ha llamado la atención de la empresa Público Coworking, que buscan que los espacios que habitaban familias se conviertan en oficinas para rentar.

“No se vale que por la voracidad de las inmobiliarias que quieren hacer proyectos que no aportan nada para la comunidad, vecinos como nosotros, que tenemos arraigo y cariño a la zona, dejemos de vivir y trabajar aquí”, señaló Castillo.

Entre ruidos y pequeños movimientos del edificio es que han intentado desgastar y amedrentar a los vecinos para que abandonen el predio.

Carlos Acuña decidió tomar la calle, no ceder ante lo que han llamado el “tsunami inmobiliario”.