Roman Polanski llega a los 86 años siempre bajo la marca de la tragedia

Acusaciones de agresión sexual y su amor por Sharon Tate siguen vigentes.

Roman Polanski
El cineasta Roman Polanski, llega este domingo a 86 años marcado por el escándalo. Un juicio por acoso y agresión sexual que pesan sobre él siguen sin cerrarse.

México, 18 Ago (Notimex).– El cineasta Roman Polanski, conocido por filmes como El bebé de Rosemary (1968) y El pianista (2002), llega este domingo a 86 años marcado por el escándalo. Un juicio por acoso y agresión sexual que pesan sobre él siguen sin cerrarse y su caso prácticamente volvió a la luz con el estreno de la película de Quentin Tarantino, Había una vez en… Hollywood, que lo muestra como uno de sus personajes.

El largometraje retrata la vida de la actriz Sharon Tate, quien fue su esposa. Y que murió asesinada de forma sangrienta en Los Angeles, California por la secta satánica “La familia Manson” liderada por Charles Manson. La espectacular estrella de cine tenia cerca de nueve meses de embarazo y suplicó por su vida y la de su bebé sin suerte. Polanski, nacido el 18 de agosto de 1933, se casó con Tate el 20 de enero de 1968 y un año más tarde esperaban a su primer hijo. El realizador asegura que aún la sigue amando.

La noche del 8 de agosto de 1969, Voytek Frykowski, Abigail Folger y el estilista Jay Sebring se reunieron en casa de Sharon, quien estaba a dos semanas de dar a luz. Ese día los seguidores de la secta entraron abruptamente a la propiedad y asesinaron de forma brutal a los que ahí se encontraban, convirtiéndose en uno de los crímenes más sonados de Estados Unidos.

Ese día Roman estaba en Londres, Inglaterra, de donde regresó de inmediato. A su llegada fue fotografiado por la revista Life en el lugar del crimen, lo cual desató una gran polémica, porque en las imágenes aparecía devastado con las manos en la cabeza en medio de las enormes manchas de sangre.

La justificación del cineasta fue que las fotos tenían la intención de encontrar a quienes habían cometido el asesinato. Julian Wasser, encargado de retratar al realizador, comentó que las imágenes fueron entregadas a un psíquico para que ayudara a esclarecer el crimen.

En una de sus biografías se da cuenta que durante la filmación de Macbeth, el equipo de utilería se quejó de la cantidad de pintura roja que se utilizaba para la película. “Tendrían que haber visto cómo quedó mi casa después del asesinato de Sharon y mis otros amigos” –fue su única respuesta.

Las acusaciones
En 1971, el director retomó su carrera con el filme Macbeth, pero su éxito llegó con Barrio Chino, de 1974, película que obtuvo 11 nominaciones a los premios Oscar y un Globo de Oro como Mejor Director.

Luego del estreno de El inquilino, de 1977, la cual pertenece a la trilogía conformada también por Repulsión, de 1965 y El bebé de Rosemary, de 1968, Polanski enfrentó la primera acusación de abuso sexual. Samantha Geimer, de 13 años, narró que el cineasta la engañó para tomarle fotografías explícitas, hacerle ingerir alcohol y tranquilizantes y finalmente violarla.

Por este caso, tuvo que estar preso más de un mes, pagar una fianza y someterse a evaluaciones psiquiátricas. Al enterarse de que podría ser encarcelado de nuevo, salió de Estados Unidos para nunca volver y ha evitado estar en países en los que pueda ser objeto de extradición.

Tess (1979) fue la última película que realizó en la década de 1970 y su regreso a los sets cinematográficos fue en 1986 con la cinta Piratas, proyecto en el que llevaba trabajando más de 10 años. El reparto lo encabezaron Walter Matthau, Roger Ashton-Griffiths y la actriz Charlotte Lewis, quien en 2010 lo acusó de haberla presionado para sostener relaciones sexuales en un apartamento en París, Francia.

En 1989, Roman conoció a quien hasta la fecha es su esposa, la actriz Emmanuelle Seigner, con quien filmó la cinta Luna amarga” (1994), La novena puerta (1999) y La venus de las pieles (2013).

Con la cinta El pianista, protagonizada por Adrien Brody, el realizador ganó el Oscar como Mejor Director, pero no se presentó a la ceremonia de entrega por los cargos que aún enfrenta en Estados Unidos; meses después el galardón lo recibió de manos del actor Harrison Ford, con quien Polanski trabajó en la película Frenético (1988).

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, encargada de entregar el Oscar, anunció en mayo de 2018 que Roman Polanski estaba expulsado de la Academia debido a las acusaciones de agresión sexual que enfrenta.Por esta razón el cineasta presentó una demanda en abril pasado en Los Ángeles, California, a través de su abogado Harland Braun.