San Juan del Río, 16 agosto 2019.- Como parte de las celebraciones del Año Jubilar Mariano, la sagrada imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano, peregrinará por todas las parroquias como patrona de la Diócesis de Querétaro.

De acuerdo con Monseñor, Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro, desde hace 50 años, la Virgen de los Dolores fue decretada como patrona de la Diócesis, por lo que esta peregrinación fortalecerá la fe de los fieles católicos.
El jerarca de la Iglesia Católica en Querétaro, dijo a Rotativo de Querétaro, que el Año Jubilar Mariano es la oportunidad ideal para consolidar la devoción a la madre del cielo, al referir que ella es la intercesora de los cristianos.

Indicó que a lo largo de su peregrinar por las diferentes parroquias de la Diócesis, la Virgen de los Dolores ha sido acogida con mucha fe y alegría.

“También con muchas necesidades que ponen en las manos de María para que ella las bendiga y ella como intercesora, sin duda las pone en las manos de su hijo Jesucristo”, expresó.

Así mismo dijo que el próximo 31 de Octubre la Diócesis llevará a cabo un evento que representará el culmen de esta celebración.

“Será el 31 de Octubre en el Estadio Corregidora a las 6 de la tarde para venerarla toda la Diócesis”, indicó.

Apuntó que será un evento representativo, debido a que en el recinto solamente caben 40 mil personas, sin embargo garantizó que será un acontecimiento multitudinario.

Monseñor resaltó la importancia de que la Virgen María sea el centro de la vida de los católicos, pues ella es quien los lleva a su hijo Jesucristo.

“Cuando acudimos a María nosotros crecemos en los valores del Evangelio, cuando acudimos a María crecemos en la seguridad a pesar de la inseguridad, cuando acudimos a María ella genera paz en los hogares”, aseveró.
Por último, subrayó que la fe en Dios es la base para lograr la paz en México, en los corazones y en los hogares.

“No vamos a lograr la paz con guerra, con militares, con más militares en la calle, la paz se logra sembrando palabra de Dios en el corazón del hombre”, finalizó.