Barco español desafía a Italia sobre desembarco de 121 migrantes

migrantes
La tripulación del barco español Open Arms, con 121 migrantes a bordo, advirtió hoy que entrará a territorio italiano, “si se presentan serios problemas en la nave”.

Roma, 7 Ago (Notimex).- La tripulación del barco español Open Arms, con 121 migrantes a bordo, advirtió hoy que entrará a territorio italiano, “si se presentan serios problemas en la nave”, luego de permanecer varada más de seis días en espera de un puerto seguro y ante la negativa de Malta e Italia para su desembarco y la indiferencia de la Unión Europea (UE).

“Entraremos en Italia si se presentan problemas serios a bordo”, advirtió el fundador de la organización no gubernamental (ONG) Open Arms, Óscar Camps, luego que la embarcación está varada desde el jueves pasado a la espera de desembarcar a los 121 migrantes que rescató en costas libias, reportó la agencia italiana de noticias Ansa.

“Han pasado seis días sin respuestas, sin puerto, sin (respetar) la dignidad de las personas a bordo”, indicó Open Arms, en su cuenta de la red Twitter.

Luego de criticar la negativa de Malta e Italia para recibir a los migrantes manifestó que “no nos reconocemos en esta Europa, en sus Estados cobardes, en sus políticas vacías. La lucha por sus derechos es también la nuestra”.

Sin embargo, de inmediato llegó la réplica del ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, que constriñe a la embarcación a dirigirse a España.

“Open Arms ha estado en el Mediterráneo durante seis días y ahora amenaza con ingresar a Italia. Habría tenido tiempo de sobra para llegar a España, el país de la ONG que le dio la bandera al barco”, señaló.

Criticó que en España “algunos alcaldes se expresaron a favor de la recepción (de migrantes), pero quizás estos caballeros sólo quieren hacer una provocación política: evidentemente, la vida de las personas a bordo no es su verdadera prioridad, pero quieren a toda costa transferir migrantes ilegales a nuestro país”.

Luego, Salvini advirtió a la Open Arms que para esta organización “las aguas territoriales italianas están cerradas y estamos listos para decomisar su embarcación”.

Sin embargo, no es sólo Italia o Malta que han negado el desembarco de los 121 migrantes, sino la ONG es ignorada por la Comisión Europea, que hasta ahora no ha realizado labores de mediación ante los gobiernos europeos para que acogan a los migrantes.

La CE ha declarado no haber recibido hasta ahora ninguna petición para negociar la reubicación de los rescatados y acabar así con el bloqueo.

El 29 de junio pasado, la capitana del barco de la organización Sea Watch, Carola Rackete, violó la prohibición de las autoridades italianas y atracó en Lampedusa, con 42 inmigrantes a bordo, tras 17 días de permanecer en el mar, sin que se les permitiera desembarcar.