Dejar de pelearnos con los insectos, llama Sedema a crear jardines

Sedema
La Sedema de la Ciudad de México capacita a las primeras 500 mujeres que serán especialistas en el diseño y mantenimiento de jardines para la polinización. Foto: Ilustrativa.

México, 30 Jul (Notimex).- La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México capacita a las primeras 500 mujeres que serán especialistas en el diseño y mantenimiento de jardines para la polinización, ya que es necesario “dejar de pelearnos con los insectos para generar una biodiversidad distinta”.

Las mujeres, que recibirán capacitación durante dos meses y medio, trabajarán en ocho alcaldías e instalarán jardines en los Centros de Cultura Ambiental y en sus propios domicilios, además incentivarán los jardines comunitarios, de tal forma que se tendrían 525 de ellos en la Ciudad.

La titular de la Sedema, Marina Robles García, destacó en entrevista con Notimex, que los humanos “nos hemos peleado por siglos con los insectos” y si bien es cierto que son generadores de problemas de salud, “los hemos combatido más allá de ello”.

Exhortó a “dejar de pelearnos con los insectos para hacer real el proceso de volver a abrir puertas a una realidad distinta”.

La funcionaria explicó que el proyecto estima la ubicación de los puntos de más alta marginación en la Ciudad para abrir oportunidades de capacitación a las mujeres y darles cursos para que sean especialistas en diseño, mantenimiento e incluso producción de plantas para estos jardines.

“Estas 500 mujeres son de toda la Ciudad y la idea es que inicien los cursos” y así el gobierno estará en posibilidad de ofrecer empleo a muchas de ellas; además tienen la oportunidad de convertirse en jardineras de otros espacios, no solo del gobierno.

La polinización es un proceso vital para el mantenimiento de la biodiversidad en la tierra, pues de ella depende la reproducción de cerca de 90 por ciento de las plantas con flor, las cuales desaparecerían si sus visitadores no las polinizaran, informó la dependencia.

Señaló que este programa nace como respuesta a la amenaza de extinción que enfrentan los insectos polinizadores debido a la pérdida del hábitat por la agricultura y zonas habitacionales, así como por el uso de pesticidas en cultivos, jardines y áreas verdes.

Con la capacitación de mujeres se prevé el establecimiento de jardines en calles, avenidas y espacios públicos, se contribuirá a la adaptación del cambio climático y se logrará reducir la vulnerabilidad de polinizadores ante desastres naturales.

Este tipo de jardines serán la base del diseño de la infraestructura verde de la capital del país en donde habrá plantas, preferentemente nativas de la región, como la dalia (Cahlia sp), huele de noche (Cestrum nocturnum) o sábila (Aloe barbadensis) que proveerán alimento, refugio, agua y espacio para los polinizadores.

Sedema dijo que entre los animales más significativos para llevar el proceso de polinización destacan las abejas, avispas y hormigas, de las cuales hay cerca de seis mil 313 especies en el país, es decir 3.0 por ciento del total mundial.

También sobresalen las mariposas y polillas, así como el colibrí; de éste último hay 56 especies en México, que representan el 16 por ciento en el mundo.

Animales como el murciélago, las mariposas, escarabajos y polillas son los responsables de transportar el polen de una flor a otra y de este modo ayudan a las plantas a su reproducción.

En este proceso, colectan el polen (gameto masculino) producido por las plantas, lo transportan hacia las partes femeninas de la flor y fecundan los óvulos, produciéndose así las semillas y los frutos.

En México, 88 por ciento de las 130 especies cuyo fruto o semilla se come, depende de los polinizadores para su producción, tal es el caso del chile, el mango, la manzana, el frijol, el jitomate, la calabaza, el café entre otras.