“At the heart of gold”, la fotografía de un abuso sexual a gimnastas

Se trata del documental inspirado en el escándalo que sacudió al mundo deportivo en 2017.

heart of gold
El caso de abuso sexual a unas 250 niñas y adolescentes por parte del médico terapeuta Larry Nassar, quedó plasmado a través del documental At the heart of gold. Foto: ilustrativa.

México, 15 Jul (Notimex).- El caso de abuso sexual a unas 250 niñas y adolescentes por parte del médico terapeuta Larry Nassar, quedó plasmado a través del documental At the heart of gold: inside the USA gymnastics scandals, dirigido por Erin Lee Carr, quien fue una de sus víctimas.

A fin de hacer justicia, la directora de este material hizo una profunda investigación sobre este escándalo que sacudió al mundo deportivo en 2017, cuando se dieron a conocer los abusos sexuales que cometió Nassar cuando se desempañaba como médico osteópata del equipo de gimnasia olímpica femenina de Estados Unidos.

Sin que nadie, aparentemente, se percatara de sus acciones, desde 1992 y durante varios años, Larry Nassar también abusó de sus pacientes en la Universidad Estatal de Michigan (MSU), así lo revelaron gimnastas, entrenadores, abogados y periodistas a través del filme que por la señal de HBO se estrenará este 15 de julio luego de haberse presentado en el Festival de Cine de Tribeca.

Durante 90 minutos, los productores Steven Ungerleider y David Ulich, así como Erin Lee Carr logran un poderoso documental que revela un sistema peligroso que prioriza ganar sobre todo lo demás, incluida la protección de las atletas jóvenes.

Al ver los testimonios tan crudos y dolorosos de las valientes víctimas que se atrevieron a narrar lo sucedido con ellas, es inevitable que el espectador no se conmueva.

Larry Nassar ejerció a lo largo de 30 años con atletas, en específico como entrenador y médico respetado. Se ofreció como voluntario en la comunidad y parecía ser muy querido al mostrarse como amigo y confidente de las niñas gimnastas a quienes les presentó como método tratamiento el abuso sexual.

Debido a que los golpes eran un factor constante entre las atletas, Nassar siempre tenía un flujo constante de ellas en su consultorio, por lo que buscaba a tientas e insertaba los dedos en la vagina de ellas como parte de su “técnica”.

Por fortuna, hubo quienes vieron anormal su propuesta y comenzaron a denunciar. Por años se suscitaron acusaciones y se presentaron muestras de evidencia en contra del médico, pero también salieron a la luz los funcionarios que optaron por defenderlo y rechazar los informes.

Cuando en 2016 Rachael Denhollander publicó su historia en el diario The Indianapolis Star, el caso fue cobrando fuerza y repercusión a nivel internacional hasta que Larry Nassar no tuvo más cómo protegerse, pues al paso de los días, más mujeres levantaron nuevas denuncias en su contra y de las instituciones que lo apoyaron.

Otra de las víctimas, Chelsea Zerfas declaró, a través de “At the heart of gold: inside the Usa gymnastics scandals” que hacía su mejor esfuerzo para recuperar la fuerza que alguna vez tuvo.

“Soy una superviviente. Aquí estoy frente a mi abusador. Finalmente estoy siendo escuchada. Ya no oculto mi historia”; mientras que Trinea Gonczar, otra de ellas y antigua amiga de la familia de Nassar, le dijo: “Me lastimaste. Haré todo lo que sea y por el resto de mi vida, para asegurarme de que gente como tú no pueda lastimar a otra de nosotros”.

Otras jóvenes que hablaron en el documental fueron Amanda Thomashow, Isabelle Hutchins, la juez Rosemarie Aquilina y Rebecca Davis O’Brien.

Luego de ser despedido, en 2017 se declaró culpable de posesión de pornografía infantil al hallársele unas 37 mil imágenes en su computadora. Después admitió cargos en Michigan, en el entendido de que otros 125 casos de más de 150 denuncias no serían juzgados.

Finalmente, tras un juicio que mantuvo la atención de millones de personas en el mundo, la juez Rosemarie Aquilina le impuso una sentencia de 40 a 175 años en prisión, prácticamente de por vida.