Acusan robo de equipo y dinero, durante cateo en San Juan del Río

San Juan del Río, 14 Julio 2019.- Un presunto cateo encabezado por un fiscal y en el que habrían participado elementos de la policía estatal, policía Federal, municipales y el ejército mexicano, terminó con presuntas violaciones a las garantías de una familia, así como robo de equipo de video vigilancia, mercancía y dinero en efectivo.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada de hoy, en un domicilio ubicado a un costado de la carretera federal Palmillas Toluca, a sólo unos 250 m de la autopista México Querétaro.

La denuncia refiere que los supuestos policías y elementos de la fiscalía que participaron en esta intervención, destruyeron la puerta de acceso de un negocio, rompieron la instalación del equipo de cómputo, dejaron un completo desorden y se robaron hasta las Sabritas de la tienda, propiedad de los afectados.

Se dijo que durante el operativo, los supuestos policías estatales argumentaron que se trataba de un cateo pero sin mostrar la orden, buscaban armas y droga, por lo que voltearon la casa al revés y al derecho, sorprendiendo a la familia durante la madrugada cuando se encontraban dormidos.

Pero al no encontrar nada, destruyeron las cámaras de video vigilancia, arrancaron los cables y se llevaron el equipo de cómputo, mientras que otras de las cámaras fueron cubiertas con cinta canela para evitar que durante la intervención fueran captados en las imágenes.

Los afectados acusan directamente a los policías estatales, al referir que además de ir encapuchados, portaban chamarras de policía estatal y que manifiestan que al tratarse de Policías, abusaron de su poder, ya que también se habrían robado la caja registradora de la tienda, llevándose una importante cantidad de dinero que la familia guardaba en el domicilio, por lo que refieren que la suma de las afectaciones podría ascender a por lo menos 200 mil pesos.

Y aunque se dijo que el operativo iba encabezado por un supuesto fiscal identificado como Salvador Nieto Sánchez, habría sido los policías estatales los que cometieron la arbitrariedad, debido a que la policía Federal, municipales y Ejercito, sólo permanecieron a la expectativa.