lluvias
El H. Cuerpo de Bomberos de San Juan del Río, está preparado con equipamiento especial para cualquier tipo de contingencia, durante la temporada de lluvias.

San Juan del Río, 25 Junio 2019.- (Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización) El H. Cuerpo de Bomberos de San Juan del Río, está preparado con equipamiento especial para cualquier tipo de contingencia, que pudiera presentarse en el municipio, durante la temporada de lluvias.

Juan Fernando Vázquez Viveros, segundo comandante del H. Cuerpo de Bomberos de San Juan del Río.

El segundo comandante, Juan Fernando Vázquez Viveros, indicó en entrevista que el equipo destinado para cualquier tipo de rescate se mantiene en buenas condiciones y puede ser utilizado en el momento que se requiera.

“Tenemos equipamiento básico para cualquier emergencia, contamos con lancha y sus remos para poder rescatar personas, chalecos salvavidas, trajes neopreno, cuerdas y bombas charqueras, todo esto en cuanto Protección Civil no lo solicite actuamos”. señaló.

Mencionó que como cada año se encuentran al pendiente de lo que suceda en la ribera del Río San Juan, como de las zonas y fraccionamientos que sufren anegaciones cada temporada de lluvias, como el fraccionamiento La Rueda y la Colonia México.

“Estamos al pendiente del Barrio de la Cruz, Arboledas, Las Alamedas, La Rioja, Los Agaves, Manantiales y Nogales, que son los puntos más críticos donde pudiéramos tener un taponamiento o encharcamientos”, expuso.

De igual manera indicó que la mayor cantidad de servicios que atienden son la caída de árboles, tapadura de drenajes y los accidentes que aumentan considerablemente en la autopista 57, derivado de las condiciones climatológicas.

El capitán de los vulcanos comentó en ese contexto, que dentro del equipo que encabeza, cuenta con 6 elementos que tienen capacitación y certificación en rescate en aguas bravas.

Respecto a la temporada de quema de pastizales, el cuerpo de bomberos atendió aproximadamente 350 siniestros de forma mensual en lo que va del presente año, volviendo a presentarse este tipo de incendios en los meses de invierno cuando la ramas crecen y se secan.