Destacan importancia de la carne de conejo en Taller de Cunicultura

Los participantes aprendieron la importancia del consumo de la carne de conejo, ya que proporciona proteínas, es baja en colesterol y se puede obtener un máximo beneficio de la venta de sus productos y subproductos.

Taller
Se llevó a cabo por tercer año consecutivo el Taller de cocinado y transformación de la carne de conejo en el Campus Amazcala, organizado por el Arcun de la UAQ.

Querétaro, 19 Junio 2019.- Se llevó a cabo por tercer año consecutivo el Taller de cocinado y transformación de la carne de conejo en el Campus Amazcala, organizado por el Área Cunícula (Arcun) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

José Guadalupe Gómez Soto, responsable del Área Cunícola y encargado de impartir este curso, resaltó la importancia de esta carne ya que proporciona proteínas, es sana, sin hormonas añadidas, baja en colesterol y adecuada para ser consumida por todo tipo de personas. “Es una carne de excelente calidad; muy buena para la gente que lo consume”, refirió.

Durante la capacitación, el docente abordó temáticas como: el Origen del conejo doméstico, aspectos básicos de la domesticación animal, el consumo de la carne de conejo entre los indígenas prehispánicos mexicanos, las implicaciones del crecimiento poblacional, entre otros.

La cunicultura, explicó, consiste en la reproducción, cría y engorda de los conejos en forma económica y controlada para obtener un máximo beneficio en la venta de sus productos y subproductos.

Mientras que en Europa el consumo de la carne de conejo es de 2.6 kilogramos por persona, en México es de 400 gramos promedio por año. De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), China encabeza la lista de los países con mayor producción de esta proteína con 735 mil toneladas anuales; en tanto que México ocupa el décimo séptimo lugar en esta lista, con una menor producción de tan sólo 4 mil toneladas por año.

Es el pollo, bovino, cerdo y borrego, en ese orden, los alimentos preferidos por los mexicanos. Por ejemplo, un mexicano llega a consumir hasta 20 kilogramos de pollo al año.

Y es que en México la producción de conejo no es masiva, ya que mayoritariamente se produce en el traspatio de las casas para autoconsumo, y en menor medida de forma industrial.

Por ello, el responsable del Arcun-UAQ exaltó que el consumo de este alimento debe ser prioritario, ya que entre las propiedades nutrimentales destaca que por cada 100 gramos de consumo se obtiene 20.40 por ciento de proteína, 8 por ciento de grasa, 65 miligramos de colesterol, 43 miligramos de sodio y sólo 154 calorías.

Aunado a que las especies de crianza en el país padecen pocas enfermedades, las cuales si se llegan a presentar es por mal manejo de las granjas.

Gómez Soto concluyó que la cunicultura tiene un futuro prometedor en el país, dado las cualidades zootécnicas de los animales y por las propiedades nutritivas de los productos obtenidos de ellos.

Al terminar el taller teórico, los participantes pasaron a la parte práctica en la que aprendieron a preparar diversos platillos típicos con carne de conejo como principal ingrediente tales como tamales, tinga, verdolagas, ensaladas de nopales, conejo en salsa verde, nuggets, conejo árabe, entre otros.