Presentan segunda etapa de proyecto Periodistas en Guardia

Periodistas en Guardia
El colectivo Reporteras en Guardia, pidió que se incorpore a la lista de periodistas asesinados, los nombres de periodistas indígenas. Foto: Cima.

El colectivo Reporteras en Guardia, grupo de mujeres periodistas que busca salvaguardar la memoria de las y los 188 hombres y mujeres periodistas asesinadas desde 2000 a la fecha, pidió que se incorpore a la lista de periodistas asesinados, los nombres de periodistas indígenas.

Al presentar esta mañana la siguiente etapa de su proyecto mataranadie.com, informaron que subirán 20 perfiles más de las y los colegas cuyas voces faltan en la cobertura periodística del país.

La periodista independiente Laura Castellanos, destacó que en otros registros no habían sido incluidos los periodistas comunitarios e indígenas, Samir Flores Soberanes, asesinado en Amilcingo, Morelos, el 20 de febrero; de José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, asesinados el 5 de mayo en Chilapa de Álvarez, Guerrero; y de Gustavo Cruz Mendoza, aesinado el 20 de enero en Santiago Jocotepec, Oaxaca.

Eso, agregó, dejaría afuera las personas más vulnerables, a pesar de que la ley define como una persona periodista también a las que son de medios comunitarios y que recaban, procesan y publican información. De acuerdo con la lista, de los 13 periodistas asesinados, 12 se desempeñaban como reporteros en el ámbito municipal.

Castellanos pidió que la definición de quién es periodista sea más incluyente y con perspectiva de género y perspectiva indígena. Castellanos explicó “para nosotras, sí tendrían que ser integrados también los otros casos, porque no únicamente cuando hay un ataque a la libertad de expresión es que se está violentando el derecho a la información de la sociedad”.

En este sentido dijo que sí tendrían que ser considerados por ejemplo cualquier asesinato o secuestro, aunque no sea el móvil el ataque a la libertad de expresión, así como que las y los periodistas no tengan necesariamente un trabajo permanente en una redacción para ser reconocidos como tal pues la misma precariedad, agregó, ha llevado a varias personas a ganarse la vida con otras actividades, aparte de su pasión, la comunicación.

Fue el caso de Samir Flores Soberanes, defensor náhuatl de Amilcingo, Morelos, cuyo perfil, escrito por la periodista independiente Estrella Pedroza, aparecerá a partir de hoy en el sitio web mataranadie.com. Flores Soberanes -narró Pedroza- fue uno de los primeros en enterarse de los planes para la termoeléctrica de Huexca y el gasoducto que bordea las faldas del Popocatépetl, y que afectaría gravemente a Morelos.

Empezó a difundir la información “nada más con una bocina”, hasta que en 2014, junto con un grupo de jóvenes, lograron montar la radio Amiltzinko con Samir locutando el programa mañanero y las noticias a las tres. Siempre difundiendo información sobre los impactos de la termoeléctrica. “Fue con esta labor que cobró más importancia, pero también molestias, por ejemplo, entre las empresas involucradas”, contó Pedroza.

Desde su asesinato, hace tres meses, “la radio está en agonía, y no hay un sólo detenido.” Las integrantes de Reporteras en Guardia advirtieron que la exclusión de hombres y mujeres comunicadoras indígenas las hace más vulnerables. “Su labor suele ser la única vía de información y denuncia de los pueblos originarios sojuzgados por la violencia criminal e institucional”, escribieron en un comunicado.

En su oportunidad, la periodista y coordinadora de los perfiles, Dunia Rodríguez, dijo: “parece que estamos parados en el peor lugar, y en el peor momento.” El grupo inicialmente había pensado conmemorar a las personas asesinadas de 2000 a 2018, pero al revisar las cifras de los primeros seis meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las hizo cambiar de opinión.

Cuestionadas sobre el repunte de asesinatos en los seis primeros meses de gobierno de AMLO, las periodistas opinaron que la violencia contra el gremio se viene remontando desde las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018). Sin embargo, Estrella Pedroza señaló que el discurso de AMLO en contra de la prensa, “es algo que enciende y genera odio.”

El colectivo urgió al gobierno investigar y enjuiciar a los responsables de todos los asesinatos y desapariciones forzadas de periodistas, implementar acciones eficaces del Mecanismo de Protección, y emplear personal especializado con perspectiva de género e indígena en la Fiscalía General de la República.

Con la segunda etapa del proyecto, se agregarán 20 perfiles más de colegas asesinadas o asesinados a los 45 ya existentes en la página mataranadie.com. Es un trabajo no remunerado de Reporteras en Guardia, quienes todavía buscan colaboradoras para escribir los perfiles que faltan en todo el país. Sonia Gerth