Matías Gruener hereda vena artística de sus padres

Pide consejo a Susana Zabaleta y Daniel Gruener para actuar

Matías Gruener
Hace tres años Matías Gruener hizo audición para musical “Billy Elliot” y fue rechazado, Se preparó mejor y lo intentó de nuevo,para la obra “A los 13”. Foto: Twitter.

México, 19 May (Notimex).- Hace tres años Matías Gruener hizo audición para participar en el musical “Billy Elliot” y fue rechazado. Se preparó mejor y hace unos días lo intentó de nuevo, pero ahora para la obra “A los 13”.

El joven de 13 años es uno de los estelares en el musical que produce Jesús Ochoa y para lo cual pide consejo a su padres, el director de cine Daniel Gruener y la cantante Susana Zabaleta.

“Sentí feo que no me quedé, pero en lugar de deprimirme me dediqué a prepararme más. Tomé cursos de actuación, canto, baile, jazz y además toco el piano. Quizá por eso ahora sí me quedé”, comentó a Notimex.

Su personaje es el galán de los galanes en la escuela de “A los 13”. Lo que quiere es dar su primer beso y desea ser el novio de Kendra, la niña más bonita de su grupo.

Debido a su edad Matías Gruener asegura que disfruta mucho los ensayos bajo la dirección de Marco Antonio y Beto Torres.

“Todo es muy chistoso porque tenemos que sacar la parte más interna de nosotros mismos para dar vida al personaje. Todos la pasamos genial, siempre estamos riendo, bromeando y llorando, está siendo una gran experiencia”.

Platicó que se identifica en muchas cosas con la historia, sobre todo en el aspecto religioso, pues está en el proceso de elegir si opta por el judaísmo como religión, al igual que su familia, o mejor es católico.

“Estoy en el proceso de ver qué onda. Por ahora estoy convencido de ser judío, pues hay que pertenecer a algo. También me identifico porque tengo que ir a la escuela si es que quiero dedicarme a actuar, aunque yo quisiera solo actuar y cantar, pero mis padres me pusieron condiciones”.

En virtud de que la actuación podría ser una de sus grandes pasiones, Matías pide consejo a sus padres para hacerlo lo mejor posible.

“Mi mamá me dice que si estoy bailando debo hacer tal cosa para no cansarme al momento de cantar. Mi papá me recomienda cómo debo actuar para que los directores no batallen conmigo. Los admiro mucho por todo lo que han hecho por mi y por mi hermana, siempre están al tanto de los dos”, compartió.