CONAFOR
Diez mujeres de origen maya del ejido Petcacab formaron la empresa forestal Lol Koópte’ Muebles, que en esa lengua significa Flor de Ciricote. Foto: Twitter.

México, 27 Mar (Notimex).- Diez mujeres de origen maya del ejido Petcacab y su anexo Polinkín, del municipio Felipe Carrillo Puerto en Quintana Roo, formaron la empresa forestal Lol Koópte’ Muebles, que en esa lengua significa Flor de Ciricote.

El objetivo de las mujeres es reintegrarse al mercado laboral y mejorar su condición de vida y la de sus familias, para lo cual recibieron recursos financieros y asesoría técnica del proyecto de Fortalecimiento del Manejo Forestal Sustentable con Enfoque de Paisaje, informó la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Con el apoyo de la institución han recibido dos capacitaciones sobre instalación, puesta en marcha y uso básico de maquinaria; también se incluyó la adquisición e instalación de maquinaria de carpintería, como canteadora, recolector de aserrín, sierra, caladora y taladro, entre otros.

Lol Koópte’ Muebles almacena, transforma, diseña y fabrica muebles de madera y artículos decorativos de maderas tropicales y próximamente comercializará sus productos, detalló en un comunicado.

La materia prima que utilizan se recupera de los procesos primarios de extracción y aserrío; es decir, aprovechan el material que ya no es de utilidad y que muchas veces es desechado, quemado, regalado o vendido a precios muy bajos, y con ello le dan un uso nuevo y valor agregado a la madera.

La empresa cuenta con el respaldo de su ejido, el cual tiene un certificado en manejo forestal a nivel internacional FSC y cadena de custodia para el aserradero.

El ejido Petcacab y su anexo Polinkín tienen el compromiso de suministrar de forma continua la materia prima necesaria para el desarrollo de las actividades de este grupo de mujeres.

Con una inversión de 819 mil pesos, la empresa forestal se encuentra en una etapa de generación de capacidades e intercambios de experiencia con otras comunidades.

Cuentan con muebles y artículos decorativos de maderas tropicales y la finalidad es ofrecer al mercado, artículos con un alto control de calidad, diseños y manufactura.

La Sociedad de Producción Rural, integrada por estas mujeres se inserta a las actividades productivas del ejido, contribuyendo con la recuperación de residuos (inservibles para la industria) y elevando el rendimiento de la materia prima.

La Conafor destacó que el logro de este proyecto se debe a la participación activa de estas mujeres, así como a la confianza que le brinda el ejido, sus familias y el acompañamiento técnico.