maqueta
El Ayuntamiento de Querétaro a través de la Secretaría de Cultura, analiza dos propuestas para resguardar la maqueta de la ciudad.

Querétaro 18 febrero 2019.- El Ayuntamiento de Querétaro a través de la Secretaría de Cultura, analiza dos propuestas para resguardar la maqueta de la ciudad que actualmente se encuentra en la Alameda y de la que robaron nueve piezas a finales del año pasado.

Andrea Avendaño Macedo, titular de la dependencia municipal, aseguró que una de las propuestas es cambiar la maqueta al Parque Bicentenario y la otra es dejarla donde está, pero circundarla con una protección perimetral.

Recordó que entre las nueve piezas que fueron hurtadas estaban los personajes de los Hombres Ilustres y Santiago Apóstol con su caballo, piezas cuyo tamaño era de entre los 2 y 3 centímetros aproximadamente.

Recordó que en su momento se interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado, que inició la carpeta de investigación correspondiente y de la que no tiene mayor información respecto a su avance en las indagatorias.

Adelantó que, en esta semana, el artista que hizo la maqueta presentará un par de propuestas para reemplazar las piezas sustraídas, así como una estimación del monto que costará cada una, pues analiza si cambia la pieza o se hace una más completa para que esté más reforzada.

REHABILITARÁN CASAS DE LA CULTURA
Remplazar duelas, mejorar fachadas, renovar mallas y bardas o renovar la iluminación, son algunos de los trabajos que se realizarán en la mayoría de las casas de la cultura del municipio confirmó Avendaño Macedo.

Recordó que en cada una de las siete delegaciones que hay algo que se puede mejorar, sin embargo, sólo en la mitad de estas se realizará una mejora para dignificar estos espacios.

“En la mitad de las casas de la cultura se debe realizar esta rehabilitación, en alguna sólo se requiere pintar una fachada, pero en otras se debe reemplazar toda la duela o la iluminación o cambiar una barda”.

Respecto a los talleres que se ofertarán en cada una de estos espacios, explicó que, se realizaron diversas encuestas y la ciudadanía determinó los talleres que deberían de darse por ello, los programas se modificaron de acuerdo con las necesidades de la población.

“Además de cambiar los talleres, los maestros que los van a impartir deben presentar una gran trayectoria de trabajo y un programa académico para establecer que el curso tendrá un principio y un fin”.