Arquitectos
Miguel Armando Medina Lanuza, presidente del Colegio de Arquitectos de Querétaro.

Querétaro, 13 Febrero 2019.- Falta de licencia de construcción, malos acabados, falta de material o inclusive derrumbe de la obra, son algunas de las consecuencias a las que se enfrenta la ciudadanía al contratar arquitectos que no están titulados o no cuentan con una cédula profesional.

Miguel Armando Medina Lanuza, presidente del Colegio de Arquitectos de Querétaro, reconoció que hay muchos casos de ‘arquitectos apócrifos’, por lo que invitó a la sociedad a que contraten a profesionistas colegiados.

“Hay mucha gente que se hace pasar por arquitecto, aunque quizás tengan los estudios, no está titulado o certificado y se enfrentan a problemas para el desarrollo y terminación de una obra”.

Al momento, dijo, hay 15 casos pendientes de resolver del año pasado, de gente que está usurpando la profesión diciendo que es profesionista y no está titulado, así como también se registraron 25 conciliaciones, cifra que para el número de obras que se manejan en la ciudad es muy baja.

“Estos casos fueron denunciados por los afectados por eso les pedimos que se acerquen al colegio, porque en ocasiones la gente cree que es más caro contratar a un arquitecto colegiado cuando al final les saldrá más barato que contratarlo cuando la afectación ya está hecha”.

La mayor parte de las quejas, dijo, son por construcciones de casa-habitación, pues en el caso de obras más grandes como locales, comercios u oficinas, la gente es más consciente o tiene el conocimiento del proceso a seguir y sí contratan arquitectos certificados.

Recordó que la consecuencia de no contratar a un profesional, empieza desde lo administrativo, porque desconoce que debe sacar una licencia de construcción, hacen la obra de forma irregular y pueden tener problemas en los sistemas constructivos.

“Al contratar a personas que no están certificadas puede ocasionar que no adquieran material de calidad, utilicen mal la loza y termine cayéndose y les haga malos acabados”.

Medina Lanuza recordó que en el estado de Querétaro hay 9 mil de los cuales mil 355 están colegiados, pues no todos se dedican a construir, sino que sólo hacen proyectos.