Abre Museo del Horno3 laboratorio de innovación enfocado a la robótica

Museo del Horno3
El Museo del Acero Horno3, puso en operación el primer Laboratorio de Innovación Educativa en Latinoamérica, enfocado a la robótica.

Monterrey, 4 Feb (Notimex).- Con el objetivo de acercar a las nuevas generaciones a la ciencia y tecnología, el Museo del Acero Horno3, en alianza estratégica con Lego Education, puso en operación el primer Laboratorio de Innovación Educativa en Latinoamérica, enfocado a la robótica.

Luis López Pérez, director general del Museo del Acero Horno3 y Claudia Fernández Limón, gerente de Educación en el espacio interactivo, expusieron a Notimex las características del Salón Lego, Laboratorio de Educación.

“Es una alianza estratégica entre Lego Education y Horno3, con lo cual vamos a tener la posibilidad de recibir a todos los niños de las visitas escolares y a las familias en los fines de semana”, dijo López Pérez.

Citó que desde hace 11 años, en el museo ubicado en espacios del Parque Fundidora se promueven laboratorios y diplomados sobre robótica, “hemos tenido para diferentes edades, niños desde muy pequeños hasta ya más grandes y los más pequeños inician con esto, precisamente con los robots de Lego (empresa de juguetes originaria de Dinamarca)”.

“En base a eso, hemos tenido mucho contacto con ellos, y finalmente logramos esta alianza para este espacio, que es un laboratorio de innovación, que es el primero en América Latina”, mencionó.

El director general del Museo del Acero Horno3 indicó que se abre este espacio, el cual estará de forma permanente, “la idea es hacer unos talleres, los fines de semana, se aproximadamente dos horas, con la familia completa”.

A su vez, Fernández Limón explicó que con enfoque a grupos escolares se tendrán pequeños talleres para enseñar “fundamentos de la robótica, la idea es que los niños que vengan con sus escuelas, que nos visiten, puedan tener una introducción al mundo de la robótica”.

“Nosotros aquí en Horno3 partimos de que al niño se le tienen que abrir ventanas de posibilidades a todas aquellas opciones que pueda acceder, entonces si el niño empieza a conocer estos ámbitos desde pequeños, es más fácil que el día de mañana elija dedicarse a estas carreras”, subrayó.

“Algunas de las actividades que llevaremos a cabo en este espacio, en este Laboratorio de Innovación, que los niños aprendan a manipular engranes, poleas, desde cómo los niños pueden hacer conexiones para elaborar máquinas más complejas, hasta la elaboración de robots y la programación de los mismos, pasando por cuestiones de neumática, energías renovables”, comentó.

“Este es un espacio para que también las familias puedan venir los fines de semana y trabajar en algún proyecto específico, estamos trabajando mucho con lo que es ‘Stem’, que es incluir en la solución de un problema áreas como ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”, comentó.

Todo ello, enfatizó la gerente de Educación de Museo del Acero Horno3, “para construir algo que lleve a al ciudadano a una mejor calidad de vida” y así expresen su creatividad en la preparación para vivir la Cuarta Revolución Industrial.

Así, se enseñará a infantes a trabajar con pequeños engranes, poleas y máquinas simples, así como en aspectos de programación de robótica, desde lo más simple a lo más complejo, comentó.

“Aquí se pueden hacer proyectos desde un abanico, cómo funciona un ventilador, hasta un simulador de terremotos, viendo cómo pasan por las intensidades, en cantidades potenciales en las diferentes escalas de medición de los terremotos”, explicó.
“En este espacio podemos trabajar con niños desde preescolar, hasta adultos de todas las edades, la maravilla de estos materiales es que son muy adaptables para las necesidades, con un mismo kit o equipo de materiales –principalmente piezas de plástico-, se puede trabajar, desde cosas muy simples, que el niño conozca”, agregó.

Se trata de “irle extendiendo este panorama de opciones hacia cosas altamente complejas, como hacer un robot con pistones, que funciona con principios de la neumática”, dijo.

“Se pueden hacer proyectos de abanico de energía eólica, donde se puede ver a través de la energía del viento, el voltaje que puede generar y la cantidad de carga que pueda almacenar, para con este mismo, transformarlo en otro tipo de energía”, puntualizó.