Se agrava problema de desabasto de gasolina en Querétaro

Gasolineros valoran importar los combustibles para hacer frente a la contingencia.

desabasto
Ante la contingencia que prevalece por el desabasto de combustible, la UESQRO valora la posibilidad contratar a alguna empresa particular que se dedique a importar gasolina.

Querétaro, 3 Enero 2018.- Ante la contingencia que prevalece en el estado de Querétaro por el desabasto de combustible, la Unión de Estaciones de Servicio del Estado de Querétaro (UESQRO) valora la posibilidad contratar a alguna empresa particular que se dedique a importar gasolina, confirmó Enrique Arroyo Enzastiga, gerente de la UESQRO.

“Buscamos solucionar el problema de desabasto con alguna empresa particular que se dedique a importar o alguna otra petrolera que esté aquí en México. Una marca nos contactó para ofrecernos que nos podían compartir a su proveedor, pero estamos atados de manos porque PEMEX no nos permite comprar combustible que no sea de ellos”.

Por ello durante la reunión que sostendrán por la tarde con el representante de PEMEX de la zona, plantearán esta alternativa que podría ser provisional en tanto se regulariza el abasto de combustible en el estado.

“Esperamos que la respuesta sea favorable para poder contribuir un poco a esta problemática, pues es una medida emergente. Muchas empresas trabajan con PEMEX porque obtienen precios competitivos y son la mejor opción, sin embargo ante esta problemática, que desconocemos bien a bien qué fue lo que la originó, nos está afectando a todos”.

Refirió que en caso de que se autorice comprar de manera provisional a un externo, lo podrán hacer todos los agremiados, es decir, los que tengan producto y los que no.

Enfatizó que al menos 140 de 296 estaciones agremiadas a la UESQRO registran algún tipo de afectación e incluso, en caso de que se autorice la compra emergente, corren el riesgo de que les cobren más por adquirirla.

“Muy probablemente el precio de combustible de algún importador externo será más caro y así nos lo vendería por eso es que tenemos que poner sobre la balanza si es competitivo el precio y si es muy elevado no nos conviene adquirirlo a nosotros como sector pues no le venderíamos caro el servicio a la sociedad”.

Advirtió que la respuesta a esta alternativa de solución sólo la dará PEMEX, pero desconoce si esta sea favorable o hasta cuándo podrían ellos autorizar dicha compra pues depende de la solicitud que se envíe a la Ciudad de México.