Lobos BUAP desciende, pero con 120 mdp recupera su lugar en Liga MX

Lobos BUAP
Un año después de haber conseguido el tan anhelado ascenso a la Primera División, Lobos BUAP perdió la categoría en el torneo Clausura 2018. Foto: NTX.

México, 30 Dic (Notimex).- Un año después de haber conseguido el tan anhelado ascenso a la Primera División, Lobos BUAP perdió la categoría en el torneo Clausura 2018; sin embargo, la recuperó con el pago de 120 millones de pesos.

Luego de un primer semestre de ensueño, que incluso los tuvo muy cerca de ingresar a la Liguilla, gracias a la inercia que traía de la final para ganarse su lugar en el máximo circuito, el cuadro lobezno cayó en un bache que se prolongó hasta dicho certamen.

En ese proceso, el cuadro universitario cambió de técnico al terminar su relación laboral con Rafael Puente por los problemas que comenzó a vivir el grupo, que incluso propiciaron la salida de algunos jugadores.

Una vez subsanada esa situación, la directiva le dio el mando del conjunto a Daniel Alcántar, que tampoco pudo levantar al equipo y su situación se complicó al sufrir derrotas constantes, que lo tenían en los últimos lugares de la tabla de cocientes.

Lobos intercambiaba el último lugar de ese departamento con el otro involucrado seriamente en el descenso: Tiburones Rojos de Veracruz, que sufrió el mismo problema que su adversario en esa lucha, y fue al final del Clausura 2018 que se definió todo.

En la última jornada de aquel certamen, a Veracruz le tocó enfrentar a Diablos Rojos de Toluca; en tanto que el cuadro de la BUAP visitó a Rayados de Monterrey, de donde salió con una goleada en contra por 4-0

Todo estaba consumado, pues con ese resultado Lobos dejaba la Primera División, en teoría; mientras que el 11 escualo lograba la salvación aun sin jugar, pero cuando se daba por sentado que el equipo poblano descendería, lo salvó “don dinero”.

Mientras en el ascenso se peleaba por ese lugar que dejaría el conjunto licántropo, Cafetaleros de Tapachula, que ganó la final para hacerse de ese sitio de privilegio, no contaba con el aval de la Femexfut para estar en la máxima categoría.

Fue entonces que se recurrió a los estatutos y Lobos, con un pago de 120 millones de pesos, recuperó su lugar en la Liga MX y no puso un pie en la “Liga de plata”, gracias a que Tapachula ni tuvo para pagar ni contaba con el cuaderno de cargos para ascender.

Con esa experiencia, la directiva del conjunto poblano ya no quiso pasar por lo mismo y para el Apertura 2018 se hizo de los servicios de Manuel Lapuente como director deportivo, y de Juan Francisco Palencia como su técnico.

Con esa dupla y un cuadro bien reforzado, la oncena de la BUAP tuvo un torneo regular, pues tras iniciar con paso incierto, al final del certamen logró meterse en una racha positiva que, de nueva cuenta, casi lo mete a la Liguilla.

Lobos tiene un torneo para afianzarse en la Primera División y mantener su lugar en el terreno de juego, y ya no tener que pagar para conservarlo, pues de lo contrario deberá desembolsar una cantidad de 20 millones de dólares.

Así quedó estipulado por Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, previo al arranque del Apertura 2018 al señalar que, en caso de que vuelva a descender, deberá pagar esa cantidad para mantenerse en la Primera División.

“En el caso de que un equipo reincida en el descenso deportivo, en este caso solo puede ser Lobos BUAP, y quiera mantener su lugar en la Liga MX, el costo será de 20 millones de dólares”, dijo el directivo en esa oportunidad.