San Juan del Río
Realizan un llamado a los distintos órdenes de gobiernos, para detectar y prevenir situaciones de riesgo hacia las mujeres de San Juan del Río.

San Juan del Río, 27 Dic 2018.- La unidad de atención a víctimas de violencia de género e intrafamiliar, de la Universidad Autónoma de Querétaro, realizó un llamado a los distintos órdenes de gobiernos así como cámaras e instituciones públicas y privadas, para detectar y prevenir situaciones de riesgo hacia las mujeres de San Juan del Río.

Evelyn Tejada, titular del programa de apoyo jurídico y psicológico, explicó que no existe una cultura de prevención, de justicia y de seguridad en contra de la violencia que viven las mujeres, y señaló que basta que exista una víctima para que se alerte sobre la situación.

Evelyn Tejada, titular del programa de apoyo jurídico y psicológico.

De acuerdo a los hechos registrados a lo largo de las últimas semanas, Evelyn Tejada, reconoció como prioritaria una alerta de género para San Juan del Río, luego de que se registraran al menos 5 decesos de mujeres en las inmediaciones.

“Todas las instituciones debemos de unirnos para demandar la necesidad de una alerta de género, que es la parafernalia que nos permite activar acciones y en cada orden de gobierno y de la sociedad se participe de manera eficaz y expedita para atender un problema de esta naturaleza y llegar a alerta de género es reconocer que esto está sucediendo “, dijo.

Evelyn Tejada, recalcó que no son casos aislados, sin embargo es prioritario conocer la situación local que viven las mujeres de San Juan del Río en torno a la violencia, y para ello explicó que no se requiere de un centenar de casos.

“No son casos aislados, ni siquiera necesitamos que sean un centenar de mujeres asesinadas o violentadas, solo una basta para que nosotros redignifiquemos como sociedad la postura de una sociedad civilizada que respeta los derechos y la igualdad de hombres y mujeres”, recalcó.

De acuerdo con cifras de las Naciones Unidas, el asesinato por cuestiones de género está presente en todas las sociedades ya sea por parte de la pareja, motivos de honor, cuestiones de hechicería o brujería o suceda en conflictos armados o cuestiones laborales; requiere de atención ya que se vuelve un factor que retrasa a las naciones.

Destacó que en muchos casos, el asesinato es la última etapa del proceso continuo de violencia contra las mujeres y niñas; y que con demasiada frecuencia no rinden cuenta los autores del delito y prevalece la impunidad.

Aunado a esto señala que la misma ONU, ha indicado medidas para prevenir, investigar, enjuiciar y sancionar el asesinato de niñas y mujeres por razones de género, donde resulta vital disponer de datos estadísticos de los cuales reconoció no existe un acceso directo a datos reales en la materia.

“No tenemos acceso directo a datos reales, datos duros de manera que a la hora que tenemos que hacer un planteamiento de prevención o de análisis diagnóstico no se tienen y contamos con el observatorio en el campus San Juan y se ha hecho un esfuerzo de recoger información pero es imperioso unir esfuerzos de todas las áreas de participación”, añadió.

Explicó que en el periodo legislativo de 2012 a 2015, se consolidó la tipificó el delito de feminicidio dentro de la ley de igualdad de género, y donde se estipula la investigación de la privación de la vida en el articulo 126 donde se especifica como razones de género las circunstancias como: violencia sexual de cualquier tipo, lesiones o mutilaciones, amenazas o acoso, que el cuerpo de la victima haya sido expuesto o depositado en un lugar público, antecedentes de violencia familiar, laboral o vecinal; o la incomunicación de la víctima.

Finalmente, la especialista, destacó que existen muchas situaciones de alerta que no son percibidas por la sociedad y el esquema “machista” que aún prevalece en la sociedad, donde se vive una cultura sexista de control o poder sobre la mujer.