Tina Turner puso fin a su jubilación por recomendación de Sophia Loren

Tina Turner
La cantante Tina Turner (78) no dudó en poner fin a su autoimpuesto retiro en Suiza en el año 2008 para embarcarse en una extensa gira de conciertos.

Aunque ya ha pasado una década desde entonces y, esta vez sí, no ha vuelto a pisar un escenario más que para promocionar el estreno de un musical londinense dedicado a honrar su dilatada trayectoria, la cantante Tina Turner (78) no dudó en poner fin a su autoimpuesto retiro en Suiza en el año 2008 para embarcarse en una extensa gira de conciertos con la que conmemorar sus 50 años de exitosa carrera: una decisión a la que, como ha reconocido ahora en su nueva autobiografía, contribuyó notablemente el apoyo de su buena amiga Sophia Loren.

“Recuerdo que estaba sentada al lado de Sophia Loren en un desfile de Armani en Milán. Le comenté que me había tomado un descanso en la música y que no sabía si merecía la pena volver. Entonces me preguntó: ‘¿Cuántos años llevas retirada?’. Y le dije que unos siete años. Entonces se revolvió y me soltó: ‘¡Se acabó el descanso! La gente quiere verte, así que vuelve al trabajo”, rememora la intérprete en su libro ‘My Love Story’.

“Así que al final me lancé a la carretera para una gira con la que celebrar mis 50 años en la música”, asegura con satisfacción.

Irónicamente, este maratoniano periplo de recitales y el nivel de exigencia física que se ha desprendido tradicionalmente de sus espectáculos llevaron a la reina del rock a constatar que, tan pronto como pusiera fin a sus compromisos, había llegado el momento de decir definitivamente adiós a la idea de seguir actuando en directo.

“La verdad es que me hacía ilusión volver al trabajo, pero en seguida me di cuenta de que ya no tenía la energía de antaño. Cierto era que tenía 69 años y que un tour mundial requiere de mucho esfuerzo y sacrificio, pero además llevaba años sufriendo presión arterial alta y estaba tomando medicación desde 1985. Creo que después de trabajar tan duro y tantos años, era el momento de parar. No quería que mis fans vinieran a uno de mis conciertos y dijeran: ‘Oh, solía ser buena'”, se sincera en otro de los extractos de la obra.