Mareas vivas ocasionan varamiento de dos lobos marinos

lobos marinos
Las mareas vivas, originaron que dos lobos marinos fueran arrastrados. Foto: Ilustrativa.

México, 7 Abr (Notimex).- El oleaje de gran fuerza y las mareas vivas, caracterizadas por presentar olas de gran altura, pudo originar que dos lobos marinos fueran arrastrados a las playas de Rosarito y Ensenada, Baja California, o que vararan para resguardarse y descansar del mal tiempo.

En atención a reportes ciudadanos, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atendió el varamiento de dos ejemplares de Lobo Marino, una cría y un juvenil en las playas Lengüeta Arenosa, localizada en Ensenada, y Rancho de Mar, en Rosarito.

El primero de los casos, en la playa conocida como Lengüeta Arenosa, se localizó una cría viva de Lobo Marino de California (Zalophus californianus) de aproximadamente dos meses de nacida; a la cual se le practicó una revisión exhaustiva de su estado físico.

En un comunicado, la dependencia señaló que no se observaron signos aparentes de enfermedad, traumatismos o heridas y también fue sometido a pequeños estímulos, con el propósito de observar sus reflejos, así como la reacción y respuestas ante ellos, determinando que se encontraba en excelente estado de salud.

Al encontrarse cerca de una zona habitacional, se determinó reubicarlo a una pequeña lobera, localizada a un par de kilómetros de distancia y que funge como lugar de descanso de focas y lobos marinos, para evitar que fuera molestado por personas o animales domésticos y hacer más factible que lo localice su madre.

El segundo reporte refería que el ejemplar de vida silvestre era acosado por perros, al que luego de una revisión médica se determinó que estaba descansando y en buen estado de salud, sin presentar signos de enfermedad, traumatismos o heridas.

Tras la evaluación, los inspectores ambientales determinaron dejarlo en el lugar, a fin de que continuara descansando y partiera del sitio de forma natural.

Se solicitó a los bañistas que se encontraban en el sitio, evitar los agrupamientos de personas alrededor del mamífero marino, así como el acercamiento o contacto de sus mascotas con el ejemplar, para evitar estresarlo o dañarlo.

Ambos varamientos coinciden con el hecho de que durante los últimos días, en el Océano Pacífico, frente a las costas del estado de Baja California, se ha presentado oleaje de gran fuerza y mareas vivas.

La especie de Lobo Marino de California (Zalophus californianus) se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Sujeta a Protección Especial (Pr), y su aprovechamiento extractivo para fines de subsistencia o comercial se encuentra prohibido en el territorio nacional.

Ante la presencia de un varamiento de mamífero marino, la población debe reportarlo a la Profepa y evitar en todo momento tocarlo o molestarlo.

“Estos eventos suelen ser en el mayor de los casos naturales, en donde los organismos descansan y recuperan energía para continuar con su travesía”, concluyó.