ecosistemas marinos
Las comunidades costeras y los ecosistemas marinos pueden beneficiarse de las prácticas de agricultura climáticamente inteligente. FOTO/NOTIMEX

Roma, 9 Nov (Notimex).- Las comunidades costeras y los ecosistemas marinos pueden beneficiarse de las prácticas de agricultura climáticamente inteligente, según conclusiones de un nuevo informe del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), publicado en el marco de la Cumbre del Clima de Bonn, Alemania.

Titulado “The Marine Advantage–Empowering coastal communities, safeguarding marine ecosystems”, el informe es un estudio de la experiencia del FIDA en la mejora de la vida de las comunidades costeras, y en él se señala que la agricultura climáticamente inteligente también puede resultar beneficiosa para los ecosistemas marinos.

Destaca que el desarrollo sostenible del sector agrícola, comprendida la acuicultura, puede reducir presiones antrópicas en los ecosistemas marinos, que son vulnerables a la sobrepesca, la acidificación de los océanos y la decoloración del coral.

En palabras de Gilbert F. Houngbo, presidente del FIDA, “la agricultura, en todas sus formas, reviste una importancia fundamental para el desarrollo sostenible e inclusivo y puede contribuir al cumplimiento de los compromisos nacionales en materia de clima.

Resaltó, sin embargo, que sin medidas adecuadas, también puede dañar los ecosistemas marinos y no aprovechar plenamente las posibilidades que brinda respecto del clima.

La investigación pone de manifiesto que, además de medidas con las que se aborden directamente los problemas a los que se enfrentan los ecosistemas marinos como, por ejemplo, la retirada de desechos y la rehabilitación de los manglares, una agricultura menos nociva para el medio ambiente también puede contribuir a una disminución de la escorrentía que contiene productos químicos y la contaminación que, de otro modo, se filtra y llega a las aguas costeras.

“El FIDA tiene la firme determinación de aprovechar al máximo los beneficios secundarios de promover un desarrollo de una agricultura, una acuicultura y una pesca diversificadas y climáticamente inteligentes”, apuntó Margarita Astralaga, directora de la división de Medio Ambiente y Clima del FIDA.

El informe contiene ejemplos de los lugares en los que el FIDA protege a las comunidades costeras contra la disminución de las capturas pesqueras (Djibouti), mejora los marcos normativos y de planificación en los pequeños Estados insulares en desarrollo (Las Comoras).

Además ayuda a las comunidades costeras de las pequeñas islas a aprovechar oportunidades preciosas para mejorar los medios de vida y contribuir también al secuestro de carbono por medio de la recolección de algas (Papua Occidental).

En el informe del organismo de la Organización de las Naciones Unidas con sede en Roma se presentan, además de los beneficios para las comunidades costeras, la manera en que las inversiones influyen en la mejora del ecosistema marino que las rodea.