líder indígena
La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos condenó hoy el asesinato del líder indígena. NOTIMEX Foto: Twitter

Bogotá, 30 Oct (Notimex).- La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) condenó hoy el asesinato del, por parte de un comando del rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El gobernador indígena perteneciente al pueblo Embera Dóbida del Alto Baudó, Chocó, fue asesinado “manos del Frente de Guerra Occidental Óscar Gómez del ELN”, que opera en el departamento del Chocó, zona fronteriza con Panamá.

“Este crimen afecta la integridad del cese al fuego bilateral pactado entre el Gobierno Nacional y la guerrila del ELN, al tiempo que incumple el Acuerdo Humanitario para el Chocó, promovido por las organizaciones sociales y étnico -territoriales del departamento”, señaló la OEA en Bogotá.

El organismo consideró que “el asesinato del gobernador indígena mina la confianza de la población colombiana en el proceso de conversación entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del ELN, poniendo en riesgo la construcción de la anhelada paz completa”.

“Sin perjuicio del reconocimiento del ELN de su responsabilidad en estos hechos, la MAPP/OEA reitera su llamado para una investigación oportuna, judicialización y sanción de los responsables, garantías de no repetición y seguridad efectiva de las comunidades”, anotó.

La MAPP/OEA observa “con profunda preocupación que la violencia continúa afectando a la población civil. Las comunidades étnico-territoriales, en particular las indígenas, están expuestas a graves afectaciones por la presencia de diversos actores armados ilegales, como el involucramiento en el conflicto armado, reclutamiento forzado, desplazamiento forzado, confinamiento, amenazas y homicidios”.

Recordó que también “los líderes y autoridades ancestrales han sido objeto de atentados contra sus vidas, a raíz de la reivindicación de sus derechos y la autonomía de sus territorios”.

La Misión de la OEA reiteró su “respaldo y compromiso de continuar acompañando a las comunidades del Chocó en la legítima reivindicación de sus derechos étnico-territoriales y en la construcción de paz, a través de la implementación urgente del acuerdo humanitario para el territorio”.